Guisantes contra el colesterol y la diabetes

Los guisantes no son buenos solo para los niños. También los adultos pueden beneficiarse de sus propiedades benéficas contra la diabetes y el colesterol
  
  


 Los guisantes, arvejas, chícharos, albillas, pésoles tirabeque, alverjas, arjevas

son los frutos de una planta del mismo nombre, de la familia de las
Papilionáceas o Fabáceas según los autores (Leguminosas)
.


La planta del guisante
es una liana trepadora anual de hasta 2 metros de altura. De tallos delgados,
sin alas. De hojas compuestas con foliolos en pares de 1 a 3 por cada una de
ellas, pecioladas, rodeadas en su base por grandes brácteas que abrazan el tallo
y superan con mucho el tamaño de los foliolos.


De hojas y tallos terminados en
zarcillos ramificados, dobles o sencillos que la planta utiliza para poder
trepar al agarrarse a cualquier lugar que le permita sostener su peso.


De
flores  agrupadas en inflorescencias racimosas al final de los pedúnculos
florales, más cortos que las hojas, que nacen de la base de las brácteas. Las
flores son rosadas o violeta con las alas de color blanco o púrpura oscuro.


Los
frutos
son vainas de hasta 10 cm de longitud, de color verde. En el interior de
las mismas se encuentran las
semillas (guisantes) en número de 4 a 10 y pueden
ser lisas o rugosas, dependiendo de la variedad.


En francés esta planta se llama
“pois” o “petit pois” y en inglés “green pea”.


Beneficios y propiedades

de los guisantes


Los

gui
santes aportan muchas fibras, minerales, azúcares, 78% de agua,
proteínas, Hidratos de Carbono, calorías.


Vitaminas: mucha vit
amina
A. Nia
cina, Acido ascórbico,
Tia
mina, Riboflavina.


Minerales: Potasio, Fósforo, Calcio, Sodio, Hierro.

Recomendados para:


  • Indicado para diabéticos,

  • Esfuerzos físicos, cansancio y debilidad.

  • Ayuda a eliminar el colesterol.

  • Tranquilizante, bueno para el sistema nervioso, el estado de ánimo, para el
    sueño.

  • Para los estados de inapetencia.


La mejor forma de consumirlos es al vapor o hervidos, pero muy poco cocinados,
para que no pierdan sus vitaminas ni la mitad de sus propiedades.

Con ellos se puede hacer sopas, purés, se meten en estofados o guisos, en
arroces, en ensaladas de verano…

En el caso se añadirlos a un arroz o un estofado, se echan 5 minutos antes de
apagar el fuego, para que no se deshagan y no pierdan sus vitaminas y sabor.


Del guisante puede aprovecharse el grano y o la vaina (tirabeques o bisaltos).
De hecho, hay recetas con guisantes desgranados y tirabeques para hacer
enteros que por ejemplo son una excelente guarnición.

Por
Prof. Christian Cazabonne


Por Martín Teixido, autor del libro "Milagro
para el colesterol
", que propone
técnicas para
bajar el colesterol naturalmente
a través de una buena educación nutricional y una buena planificación
alimentaria, que encontrarás haciendo
clic aquí