Guía para hacer gozar a una mujer

Una de las maneras es el conocido como cunnilingus, una manera para que su pareja llegue al orgasmo solo utilizando su lengua o su boca.

Cuando usted comienza a tener relaciones con una mujer y desea hacerla gozar con su boca o lengua, lo primero que debe hacer es comenzar a besarle lentamente los pechos y a partir de ahí comenzar a bajar hasta llegar al vello púbico. Usted tiene que comenzar a fijarse en las áreas que le causan mayor placer a su mujer y establecer un ritmo adecuado cuando la esté besando.

Una vez que llega a la zona vaginal comience a besarle los labios de la vagina. Luego mueva su lengua a través de toda la vulva. Posteriormente lama y chupe el clítoris de su mujer. Aunque no le conviene concentrarse ahí solamente ya que sino llegará más rápidamente al orgasmo. Suavemente sígale lamiendo toda la vagina para que siga entrando en calor.

A muchas mujeres les gusta ser penetradas con la lengua de sus parejas. Si su mujer es una de ellas primero hágalo lentamente introduciendo la lengua en su vagina y de a poco empújela hacia adentro y hacia fuera. También trate de ir cambiando los ángulos de las posiciones cada tanto.

Un buen método es colocar una almohada debajo de las caderas de ella, de esta manera toda la zona vaginal va a quedar más accesible. Además esta posición le permite utilizar sus manos para poder tocar los pechos de su mujer y todo el cuerpo al mismo tiempo.

Esta manera de practicar sexo es una forma muy fácil de que su pareja tenga un orgasmo. El que llevará depende de cada mujer y además de la habilidad que usted tenga para encontrar las zonas que más excitan a su pareja.

Si una vez que comenzó pasa mucho tiempo y usted se cansa de seguir lamiendo la zona vaginal, trate de buscar otras formas como puede ser chupar suavemente o incluso utilizar sus dedos para una penetración y seguirla estimulando. Ninguna mujer pretenderá que usted consiga que ella tenga un orgasmo si es la primera vez que lo hace. Pero tenga en cuenta que de esta forma usted la ayudará a alcanzar el clímax de manera más rápida.

Tenga mucho cuidado con sus dientes. Trate de cubrirse con sus labios al momento de tener sexo oral para no lastimar la vulva o el clítoris de su pareja.

Tampoco tengas miedo de preguntarle cómo le gusta que se lo hagan. Ella lo ayudará a tomar el camino indicado y encontrar más fácilmente sus zonas erógenas. Escuchando sus gemidos usted podrá conseguir las pistas para que su mujer llegue a un orgasmo.

En el sexo oral no existen reglas, pero hay algunas cosas a tomar en cuenta:

· No utilice sus dientes. Para el sexo oral lo único necesario son sus labios y su lengua.

· No sople dentro de la vagina. Esto puede ser muy peligroso para ella.

· Varíe la manera de lamer y chupar el clítoris; sea considerado con las necesidades de su pareja y responda a estas de manera efectiva.

En el caso que sea usted la que reciba esta clase de práctica sexual, tenga en consideración lo siguiente:

· Deje respirar a su pareja. Mantenga las piernas bastante separadas para permitir que ingrese un poco de aire.

· Deje que su pareja descanse, ya que el sexo oral es bastante cansador para los músculos de la lengua.

· Hágale saber a su pareja cuando usted esté llegando al orgasmo.

· No sea tímida y dígale a su pareja lo que a usted le gusta que le hagan. Muchos aprecian saber esto.

· Si su clítoris comienza a estar muy sensible, avísele a su pareja de esto.