Guía del reloj femenino

Te contamos cómo elegir el reloj más elegante… y mejor adaptado a la forma de tu muñeca
  

EL RELOJ Y LA ELEGANCIA

  

 

A principio del siglo
pasado, nuestras tatarabuelas completaban la elegancia de su tocado con la
coquetería de un pequeño reloj prendido sobre la bata de su vestido. Las
exigencias prácticas de una vida dinámica y apresurada han convertido lo que
entonces era un adorno gracioso, en un accesorio indispensable para la mujer
moderna.

 

El reloj de pulsera es,
quizás, menos coqueto que su antecesor, pero sin duda es más cómodo y resulta
igualmente elegante, a la vez que da la medida exacta del tiempo en cualquier
lugar y momento, con solo un sencillismo gesto para consultarlo, y adorna la
muñeca de toda mujer que deba o desee ser siempre puntual.

 

Ahora, los antiguos y
delicados relojitos de la abuela vuelven a estar de moda en forma de broches o
dijes, poniendo una nota romántica y delicada en el vestuario desenvuelto y
deportivo de las mujeres de hoy.

 

Con los relojes femeninos se
entra no solo en el campo de la técnica, sino también en el de la elegancia; en
efecto, el reloj deja de ser únicamente un instrumento para medir el tiempo,
para convertirse en una autentica joya, clásica para las horas del día, preciosa
y esplendida para la noche.

 

Esta vez trataremos de los
relojes de pulsera clásicos, refiriéndonos a los que se llevan durante el día.
La variedad de modelos, de tamaños y de fabricación, hace muchas veces la
elección difícil. Y ya que el reloj dura muchos años – por no decir toda la
vida- algunos consejos sobre la elección y utilidad de esta joya practican,
podrán servir de orientación en el momento de adquirirla.

 

LA
FORMA


 

El reloj de pulsera clásica
tiene la caja de tamaño mediano, sin adornos ni incrustaciones.

Su forma puede ser redonda,
cuadra o bien rectangular, según los gustos de cada cual. Con todo, si queremos
que el reloj complete verdaderamente nuestra elegancia, conviene tener presentes
estas normas:

 

∙ una muñeca de hueso
fuertes aparece mas fina con un reloj de forma cuadrada.

∙ una muñeca de huesos
delgados adquiere elegancia si la caja del reloj es rectangular.

∙ una muñeca bien torneada
cobra cierta esbeltez con un reloj redondo,


Naturalmente, las dimensiones de los relojes dependen del tipo de muñeca a que
deban ser adaptados.
 

A veces, una pequeña diferencia puede bastar para mejorar la elegancia de una
muñeca.La prueba es muy fácil pues siempre podemos probarnos varios relojes,
antes de decidir cual ha de ser el definitivo.

 

EL
ESPESOR


 

Con el paso de los años los
relojes se han perfeccionado mucho hasta permitir a su mecanismo espesores muy
delgados, entre los que se encierran todos los delicados resortes de su
funcionamiento.

 

En general, conviene
recordar que los relojes de forma cuadrada o rectangular no deben sobrepasar el
medio centímetro de espesor, los redondos son clásicos cuando el diámetro del
cuadrante no supera el centímetro y medio.

 

Solamente los modelos más
propiamente deportivos pueden superar las dimensiones indicadas, pero su uso se
reserva para la mañana, el trabajo, el deporte o el viaje.

 

LOS
MATERIALES


 

Si hemos decidido comprar
un reloj de oro, no debemos plantearnos muchos problemas; resultan de optimo
gusto. Por el contrario, en los relojes de acero o de cualquier otro metal, son
preferibles las cajas opacas mucho mas finas que las brillantes.

 

LA
PULSERA


 

La belleza y la elegancia de
un reloj dependen también de la pulsera que lo completa; sin embargo, muchas
veces- y equivocadamente- no se cuida lo bastante la elección de este accesorio.

 

Para los relojes clásicos es
preferibles la pulsera de cuero, pero no se excluye la de oro de la pulsera debe
ser idéntico al del reloj; así, por ejemplo, si a un reloj de oro rojizo le
ponemos una pulsera de oro verdoso, o viceversa, el efecto será decididamente
negativo.

 

Por lo que se refiere al
trabajo de la pulsera, los mas elegantes son los hechos”de malla” o “de
elástico”, siempre con forma plana.

 


RELOJ + PULSERA = ELEGANCIA


 

Un reloj de pulsera es
clásico y por lo tanto, adecuado a la mayoría de las ocasiones cuando presenta
alguna de estas combinaciones:

 

∙ reloj de oro con pulsera
de gamuza negra;

∙ reloj de oro, de cualquier
forma, con pulsera de gamuza marrón oscuro, o de lagarto negro;

∙ reloj de oro, de cualquier
forma, con pulsera de becerro negro, marrón, azul o “bordeaux”;

∙ reloj de caja redonda con
pulsera de oro “de malla “;

∙ reloj de caja rectangular
o cuadrada, con pulsera “elástica” de oro;

∙ reloj de acero con pulsera
de cuero natural o marrón oscuro.

 

Durante el verano, la moda
presenta muchas otras variantes en materia de pulsera. Son muy practicas las de
plásticos de color, o de tejido, que con un poco de agua y jabón quedan limpias
rápidas y fácilmente.

 


Para saber cómo maquillarse


y aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro


curso
de Maquillaje
gratis
, haciendo
clic
aquí
.