Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Guía del fitball

Es probable que no las encontremos en todos los gimnasios, pero están cada vez más presentes. Es el balón de ejercicios (fitball), y en esta nota te enseñaremos cómo aprovecharlas al máximo
  
  

Es probable que
nunca les hayamos prestado demasiada atención, pero aun así seguramente hemos
posado nuestra vista sobre ellas más de dos veces.

Es muy probable, casi seguro que nunca las hayamos usado en toda nuestra vida,
pero tal vez deberíamos plantearnos que utilidad puede tener para nosotros.

Y con esto en nuestra mente, hay muchas posibilidades de que si no se nos acerca
un profesor o un instructor y nos dice específicamente que es lo que tenemos que
hacer, nunca nos demos la oportunidad de sacarles todo el provecho que tienen en
potencial.

Nos estamos refiriendo, con esta introducción que es posiblemente un tanto
críptica, a las bolas de ejercicios.


Puede ser que
algunos nos estemos preguntando qué son las bolas de ejercicios. O, y esto es
aun más probable, nos estemos preguntando que utilidad real pueden tener a la
hora de concentrarnos en lograr el cuerpo que siempre quisimos.

Porque la verdad es que en un primer momento las bolas de ejercicios (que son
esas esferas de gran tamaño, hechas de plástico y que seguramente pensamos que
podrían, al menos por su aspecto, ser utilizadas para jugar en la playa o en la
pileta) se presentan como algo bastante tonto, mucho más cercano a un regalo de
día del niño para nuestros hijos que a un elemento gimnástico de utilización
casi obligatoria.

Esta es una idea, sin embargo, que no es correcta.


Si nos fijamos un poco, seguramente nos daremos cuenta que muchos de los
profesores del gimnasio (también de esos habitúes que nos generan con su físico
altos niveles de envidia) las usan con mucha tranquilidad y con bastante
asiduidad.

Y si a ellos les da resultado, al menos el suficiente como para que aun con sus
físicos ya trabajados las sigan usando, ¿por qué no nos darían resultado a
nosotros?


Si nos molestamos en prestar durante unos minutos un poco más de atención a las
actividades que van realizando estas personas, pronto notaremos que con las
bolas de ejercicios ellos hacen muchas posiciones, muchas ejercitaciones
distintas, que no se quedan con una sola.

Y es que pese a la simpleza de esta herramienta (que no es más que una bola como
la que se puede encontrar en cualquier juguetería, con algunas características
particulares en cuanto al material con el que están manufacturadas,
principalmente para prevenir riesgo de rotura o deformación cuando se las está
utilizando para su función principal), nos ofrecen en realidad toda una serie de
posibilidades para poner en movimiento a nuestro cuerpo, para trabajar los
músculos.

Puede parecer un tanto exagerado decir esto de algo tan básico, pero es que con
un poco de imaginación y conociendo algunas posiciones no demasiado complicadas,
realmente podemos ejercitar un muy alto porcentaje de los músculos que componen
nuestro cuerpo.


Es por esto que
vamos a dedicarle este artículo a dar algunos consejos muy útiles, que nos
explicarán las mejores posiciones para utilizar la bola de ejercicios, que nos
permitirán conocer cuáles son las partes de cuerpo que se trabaja en cada caso y
que, en definitiva, nos darán la posibilidad de sacarle más provecho a este
simple pero útil equipamiento.


Haz clic
aquí
para saber
cómo
realizar los ejercicios de fitball

para trabajar:
– Tronco
– Abdominales
– Glúteos
– Piernas
– Pectorales
– Piernas
– Brazos y hombros

Si quieres conocer las dietas que
realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro
gratis
Adelgacemos con salud-Las dietas que
funcionan
, haciendo clic
aquí
.