Gimnasia para niños

Cómo mantener a los niños sanos y a la vez entretenidos con una sencilla rutina de ejercicios 


La gimnasia puede ser divertida si se utiliza el ingenio cuando se trata de entretener a los más pequeños. Las ventajas son múltiples ya que mientras los niños ejercitan su cuerpo también liberan el estrés y la energía acumulada.

“El cuerpo y la mente se relajan y es ideal para aquellos con problemas de conducta o que están bajo los efectos de mucha tensión”, sostiene el profesor de educación física argentino de niños Jorge Calzado.

Objetivos de la gimnasia orientada a los más pequeños:

· Mayor desarrollo emocional y psico social

· Se acentúan valores como el compartir, escuchar y trabajar en equipo desde edades tempranas

· Resolución de determinados problemas motrices que puedan existir

· Técnicas de relajación para niños 

La gimnasia debe estar orientada al juego. “Los pequeños no pueden resistirse a jugar. Todo objetivo que se quiera alcanzar con ellos debe ser mediante el juego que es la base fundamental ya que de por sí estarán estimulados y receptivos”, comenta Calzado.

Ejemplos didácticos que también se pueden implementar en el hogar: 

Juego con pelota:

· Lanzar la pelota hacia arriba y hacer que el niño la tome por encima de la cabeza

· Lanzar nuevamente la pelota y cuando ésta toque el suelo pedirle al niño que dé un salto para pasarla por encima

Juego con testimonio (para carreras):

· Conseguir un cilindro. Varios niños deben colocarse a diferentes alturas de una pista (si hay espacio suficiente se puede delimitar una zona para esto).

Los niños se van poniendo uno detrás de otro y a considerable distancia. El último corre hacia el niño de delante que esté más cercano y le entrega el testimonio.

Se hacen dos o más grupos y el primer grupo que termina es el ganador. “Es un juego muy divertido y que no se dan cuenta el ejercicio que hacen”, explica el profesor.

Juego con pelota II:

· Se delimita un terreno a modo de cancha y se divide en dos. Se forman dos equipos con la misma cantidad de jugadores.

La idea es arrojarle la pelota al cuerpo del adversario y si ésta no es esquivada, el oponente queda eliminado. Así hasta que no queden jugadores. “Es un juego en equipo donde hay que cuidarse, se salta, se corre y se trabaja mucho con los reflejos”, reflexiona Cardozo.

Natación:

“Nada mejor como los juegos en el agua para que los más chicos hagan ejercicio. Se trabajan todos los músculos y es algo que los divierte mucho.

Se puede practicar tanto en verano como en invierno. Se pueden realizar competiciones y también jugar al wáter polo. Es una de las actividades más completas y en la que rápidamente se aprecian los resultados
”, explica Calzado.