Search

¡Fuera hormigas del jardín!

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Las hormigas destruyen sin piedad todo el esfuerzo que ponemos en nuestro jardín. Para echar de una vez por todas a estos huéspedes clandestinos, siga estas sencillas sugerencias

Tal vez, luego de haber visto
la película “Antz”, o bien “¡Querida, encogí a los niños!” guarde un resto de
simpatía hacia las hormiguitas. Sin embargo, al ver nuevamente las plantas
destruidas de su jardín, deseará deshacerse de ellas de una vez por todas.

En este sentido, lo primero
que debe saber, es que las hormigas son atraídas por una sustancia dulce producida
y segregada por insectos tales como los áfidos (o pulgones). De hecho, el daño
que es a menudo atribuido a las hormigas, es en realidad hecho por los pulgones.
Por eso, eliminando estos insectos se logrará que las hormigas vayan a otra
parte en búsqueda de comida.

Pero si el problema de las
hormigas todavía persiste, será hora de verter sobre el hormiguero un poco de agua
hirviendo. En este sentido, los especialistas afirman que es fundamental saber cuál
es el momento preciso para actuar, en pos de ser completamente exitoso en la tarea.

Para ello, recomiendan que
una vez que se haya localizado el hormiguero, se espere hasta la mañana
siguiente. Así, con la primera luz del alba, además de calentar el café, deberá
poner una inmensa olla de agua hirviente, o incluso dos ollas.

Sucede que después de un
largo día de ‘trabajo’ en su jardín, las hormigas volverán a su hormiguero por
la tarde, al igual que las personas, para tomar algún descanso, una comida y reproducirse.
Entonces, si destruye su hogar mientras ellas están en el ‘trabajo’, simplemente,
al finalizar su labor, construirán otro hogar, y quizás, incluso, un poco más
cerca de lo que le gustaría.

Pero muy por el
contrario, si se vierte el agua hirviendo en el hormiguero por la mañana, antes
de que ‘salgan a trabajar’, ¡se tendrá un éxito completo!

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]