Flores deshidratadas como objeto de decoración

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
bisuteria336x250
Las flores secas son una buena alternativa para introducir un “toque” diferente en el hogar.

Mucha
gente piensa que el mantener la flor en un cuarto oscuro hará que su color
natural no se pierda tanto, como sucedería si se dejara expuesta a la luz
solar, pero se puede obtener un buen resultado al colgar la flor al sol, porque
se logra un secado rápido que evita el desteñido.

Entre
las flores que se pueden deshidratar, está el eucalipto, las rosas, static,
inmortal, limonium, girasoles y hawaiana.

En lo que se refiere a las rosas, cualquier color se puede deshidratar fácilmente,
pero cuando son rojas hay que procurar escoger una que sea clara, para que al
momento de secarse no quede muy oscura, sino que siga conservando su tonalidad
rojiza.

Se recomienda ademas que para secar
el girasol no es necesario colgarlo; se puede colocar de manera horizontal sobre
una superficie y dejar que se deshidrate.. El
girasol deshidratado luce mucho en
adornos florales, sobre todo al quitarle los pétalos; el centro puede servir
como complemento de un adorno floral.

Para deshidratar una flor, es necesario limpiarle primero el tallo para quitarle
el exceso de agua. Esto evita que el tallo se pudra, pierda su fuerza y no pueda
insertarse en un arreglo.

Otro método más sencillo es mediante un spray especial para deshidratar
flores, con el cual el trabajo se simplifica más. Con el spray, las flores
pueden deshidratarse en 15 días, y sólo se tiene que rociar muy bien sobre las
flores o follaje que se quieran deshidratar y colgarlas de su tallo.

Enmarca su belleza


Conservar las flores deshidratadas en un lindo cuadro es un buen detalle que
puede rellenar los espacios vacíos de tu hogar; hacerlo es muy fácil, lo único
que necesitas es un marco y una prensa, ambos diseñados especialmente para esta
tarea y que se encuentran en tiendas de manualidades.

Las flores pueden ser
tulipanes, lirios, follajes, gerberas, helechos,
montecasinos y limonium, entre otras. El tiempo de deshidratado es diferente,
porque hay flores como los tulipanes y las gerberas que tienen mucha agua y
tardan más en secarse, pero con la ayuda de la prensa es más fácil.

Una vez que tienes las flores que deseas deshidratar, lo único que necesitas es
cortarlas pegadas a su tallo y colocarlas sobre la prensa, para luego
introducirlas al microondas.

El tiempo de secado es diferente para cada flor, pero aproximadamente tardan un
minuto y veinte segundos, el secreto es darles primero un tiempo de treinta
minutos, después, veinte y así hasta completar el secado.

Una vez secas, puedes colocarlas en un cuadro y protegerlas con un vidrio
antireflejante y ¡listo!, a disfrutar de su color en un cuadro que te durará
muchos

años.

Aprende a
realizar tus propios arreglos florales con las técnicas del
ikebana.

¡Inscríbete ahora en nuestro
curso gratis!

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]