Flores comestibles en la cocina

¿Todavía no has probado las flores en tus recetas? Aprende cuáles son comestibles y cómo plantarlas para dale vida a todas tus comidas…
Es muy importante al incorporar flores a la alimentación asegurarse que sean de tratamiento orgánico y deben asegurarse de lavarlas a la perfección.

Casi todas las flores, tratadas correctamente, son consumibles pero hay que tener especial cuidado con aquellas que son venenosas. Por ejemplo, el azafrán que consumimos para la paella se quita de la hoja, pero su flor es venenosa.

Las flores más comunes utilizadas para la cocina son las rosas y los claveles, de hecho, son de las más dulces. Las hojas del centro suelen ser más dulces. Solo deberás tener  cuidado con el polen en caso de ser alérgico.

Si quieres plantarla en tu casa, evita agregarle pesticidas y abonarla regularmente.