Exportando zapatos

Una reflexión sobre el optimismo, el pesimismo, y cómo aprovechar las oportunidades.

Era una vez, una industria de calzado, que desarrolló un proyecto para exportar zapatos a la India.

La Gerencia de la empresa envía a sus dos mejores consultores a puntos diferentes de la India para hacer las primeras observaciones del potencial de compra de aquel futuro mercado.

Después de algunos días de investigación, uno de los consultores envía El siguiente fax a la gerencia de la industria: “Señores, cancelen el Proyecto de exportación de zapatos para la India. Aquí nadie usa zapatos.”

Sin saber de ese fax, algunos días después, el segundo consultor manda el siguiente mensaje: “Señores, tripliquen el proyecto de exportación de zapatos para la India. Aquí todavía nadie usa zapatos.”

Moraleja de la historia: Como pueden apreciar, la misma situación era un tremendo obstáculo para uno de los consultores y una fantástica oportunidad para el otro consultor. De la misma forma, todo en la vida puede ser visto de diferentes maneras y con enfoques distintos.

La sabiduría popular nos traduce esta situación de la siguiente manera:

“Los tristes sienten que el viento gime; los alegres sienten que él nos canta. “

Enviado por Beatriz. ¡ Muchas gracias !