Estrategias de inversión a largo plazo

Planificar un futuro y una jubilación confortables depende, en buena parte, de planificar en forma adecuada los tipos correctos de inversiones a largo plazo. Aquí te mostramos cuál es el camino
  
  



Existen varios tipos diferentes de inversiones financieras a largo plazo, lo que
es altamente positivo ya que todos necesitamos tener alguna clase de inversión
para nuestro futuro.


Antes de comenzar, debemos tener en claro que planificar tu retiro y las
inversiones a largo plazo son dos cosas que van de la mano.

La importancia de las inversiones a largo plazo


Enfrentémoslo: no seremos capaces de trabajar por siempre. No importa cuán
saludable nos sintamos, llegará un momento en que no podremos trabajar, ya sea
por problemas de salud o debido al
envejecimiento.

¿Qué darías por tener un buen
ingreso al momento de jubilarte? Es por esto que planificar inversiones a largo
plazo es tan importante.


Tal vez creas que podrás confiar en la seguridad social durante tu retiro, pero
si es éste tu plano, tenemos algunas noticias para ti: la seguridad social está
en serios problemas.

Los políticos intentan solucionarlo, pero es muy posible
que en 20 años, o tal vez menos, nada haya quedado para ti en el presupuesto de
seguridad social.


Por último, reconozcamos que no sabemos lo que el futuro piensa depararnos.
¿Tendrás buena salud o deberás enfrentar grandes gastos médicos?

¿Tendrás unas
finanzas sólidas como para soportar una enfermedad? Las inversiones a largo
plazo te ofrecen la seguridad de saber que en determinadas circunstancias, el
dinero estará allí.


Estrategias de inversión a largo plazo


Entonces ahora entiendes que debes comenzar a buscar inversiones a largo plazo.
Bien hecho. Pero, ¿por dónde empezar?

¿Cómo saber qué inversiones son las
mejores inversiones a largo plazo? ¿Debes recurrir a un agente o hacerlo por
cuenta propia? Bien, nosotros tenemos las respuesta a todas estas preguntas y
algo más para ti.

Establece los objetivos


Como ocurre con cualquier otro tipo de inversión, dar un buen primer paso es
establecer ciertos objetivos adecuados.

Para ello, debes preguntarte: ¿Cuánto
quieres tener al momento de jubilarte? ¿A qué
edad quieres jubilarte? ¿Cuánto
quieres invertir al mes para alcanzar dicho objetivo?

¿Estás dispuesto a hacer
tus propias inversiones o quieres que alguien más se encargue del asunto?
Escribe las respuestas a estas preguntas y utilízalas como guía para elegir tus
inversiones.


Elige la firma adecuada


Si decides buscar ayuda para tus inversiones, elegir la firma adecuada es algo
importante. En este sentido, asegúrate de elegir una empresa que siga tus
objetivos de inversión.

Ellos deberán trabajar junto a ti (y no contra ti) para
encontrar las mejores inversiones. Deberás sentir que tienes el control de la
situación, incluso cuando ellos tengan el conocimiento y la experiencia.

Invierte con regularidad


Si puedes invertir un poco cada mes, esto es mucho mejor que invertir una gran
suma al final del año. Esto es así porque el costo promedio del dólar suele
bajar, y tú puedes invertir en acciones más baratas de un mismo stock.


Habla con tu agente y solicita más información sobre este tema. Recuerda: págate
a ti mismo antes de pagar a cualquier otro.

Un buen objetivo es invertir
alrededor del 15% de tu ingreso cada mes. Haz esto antes de salir de compras o
pagar tus facturas.

Tal vez, quieras analizar la posibilidad de hacer que estos
pagos se deduzcan automáticamente de tu cheque de pago, antes de poder gastar en
otras cosas.

Incrementa tu salario


Sí, puedes incrementar tu salario, incluso cuando tu jefe no te haya ofrecido
ningún aumento. Considera reclamar algunas deducciones más en tu declaración de
impuestos.

Tu declaración de la renta debe ser tan cercana a cero como sea
posible. Toma el dinero extra que recibes e inviértelo. No tiene sentido
financiero dar al gobierno tu dinero para que éste juegue con él gratis durante
un año.


Existen algunos reembolsos de impuestos, como el crédito tributario por hijo,
que recibirás sin importar lo que hagas.

En este caso, considera invertir tus
reembolsos en lugar de gastarlos en compras grandes. Recuerda, tu futuro depende
de lo que vayas a hacer en el
presente. ¡Sí, de lo que estás haciendo ahora!

Usa tu cabeza


Asegúrate de invertir con inteligencia, usando la cabeza. No asumas riesgos
exagerados y, al mismo tiempo, recuerda que tus inversiones deben estar ganando
interés.

Elige fondos capaces de propinarte ganancias consistentes. Es ésta la
mejor forma de asegurarte que tu dinero esté a salvo.

Pros y Contras


Las inversiones a largo plazo tienen algunos aspectos negativos. Si tu portfolio
de inversión se limita a una o dos inversiones, podrías perderlo con sólo elegir
una o dos inversiones que no resulten afortunadas.

Y no sólo esto, sino que
tampoco tienes acceso al dinero de tus inversiones a largo plazo hasta que éstas
lleguen a su vencimiento.


En cualquier caso, los pros superan por mucho a las contras. Si piensas invertir
para tu futuro, seguro que vas a tener un futuro seguro desde el plano
financiero.

No serás una carga para tu familia cuando llegues a la vejez, y es
por esto que debes hacer de tus inversiones a largo plazo una prioridad.

Encuentra un agente que te ayude y comienza a delinear tus inversiones a largo
plazo hoy mismo. Tu futuro está esperando.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero