¿Es posible salir de compras y ahorrar?

Las cuentas apenas cierran y la situación económica apremia. Al momento de salir de compras uno debe tejerse una red anti-tentación y sólo llevarse lo verdaderamente necesario.

Una guía contra el exceso:

-Hacer una lista de lo justo y necesario

-Conservar el comprobante de compra

-La tentación de la tarjeta de Crédito, es particularmente la peor enemiga del ahorro. La famosa frase “compro y lo pago después” genera usualmente el descontrol en los gastos. Sumado a los intereses que cobran por el fraccionamiento en cuotas y el importe por retiro en cajeros que no son de bancos emisores de la tarjeta.

-Al momento de comprar, evalúe según la relación precio-calidad

-Tratar de evitar los caprichos de los niños que insisten en llevarse cosas que no siempre podrán aprovechar.

La comida

El 25% de los ingresos familiares (aproximadamente) se va en comida. Con algunas previsiones y planificaciones, usted podría achicar ese gasto e incluso mejorar su dieta considerablemente. Se recomienda:

-Comprar alimentos de estación, que siempre son más baratos y están más frescos.

-Averiguar con conocidos qué productos están más baratos y son más ricos, y no prestar tanta atención a la publicidad comercial.

-Considerar los productos de oferta, revisando siempre las fechas de vencimiento.

-Hacer una planificación semanal de su menú y considerar la opción de cocinar un sólo día y dejar todo congelado para ahorrar tiempo y dinero que generalmente se gasta cuando “no tengo nada para hacer, voy a pedir algo”.

-Poner los alimentos para freezar, en bolsas isotérmicas y llenarlas lo máximo posible evitando mezclar alimentos congelados y no congelados. Una vez que un producto enfriado está más de una hora fuera, la cadena de frío se rompe.

Para aprender a manejar mejor tu economía, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Administración y Economía del Hogar, haciendo clic aquí.

Compartir
|