¿Es la masturbación mala para los adolescentes?

336x280_elmejoramante
La autosatisfacción sexual es considerada como una enfermedad por algunas personas y como una actividad placentera y saludable por otras. Pero ¿qué pasa con los jóvenes que llegan a la pubertad?
  
  


La
autosatisfacción sexual comienza a la temprana edad de los 2 años
aproximadamente en forma de movimientos rítmicos hacia atrás y adelante,
masajeando los genitales propios contra algo como una pelota, el brazo de un
sillón o algún otro objeto.

Esto sucede tanto en los varones como en las
mujeres. En la medida en que los chicos crecen, aumenta en placer que produce
masajearse y tocarse.

En
la pubertad, alrededor de los 13 años, tienen sentimientos sexuales más
intensos de deseo y placer, la masturbación hasta el orgasmo es común.

En los
varones puede comenzar mientras duermen con “sueños mojados”, que son sueños
eróticos en los que el chico eyacula mientras duerme. En las mujeres estos
tipos de sueños también son comunes, tanto como los orgasmos espontáneos
durante el sueño.

Los
padres se pueden sentir incómodos con el desarrollo de la vida sexual de sus
chicos, pero el deseo de placer y el tocarse uno mismo es un instinto natural.
Masturbarse en forma regular es una decisión que se debe tomar personalmente.

Algunas religiones lo consideran como un pecado. Aunque no hay ninguna evidencia
psicológica o biológica que diga que la masturbación es peligrosa, hay muchos
mitos acerca de sus efectos. Es evidente que su práctica no produce cáncer o
ceguera.

Algunos
consideran que cuando la masturbación es practicada en exceso, produce
aislamiento y hace que la persona tenga problemas para demostrar sus afectos y
socializarse. Que comienza crear un mundo de fantasía y a alejarse de la
realidad.

Si
un chico (o una chica) de 13 años pasa mucho tiempo encerrado en su habitación,
alejándose de sus amistades y los encuentros sociales, no interactúa con su
familia; éstos son signos de que precisa más atención personal y la atención
de algún adulto para sobrellevar los bloqueos que está teniendo para
relacionarse con los demás y para afrontar los riesgos que implica la vida
exterior. Pero esto no se puede atribuir a problemas causados por la masturbación.

El
término “adicción sexual” es muy utilizado para describir a una persona
que se masturba regularmente. Para los chicos adolescentes esto es más una
cuestión de timidez que sexual. La causa del exceso en la masturbación está
relacionada con los problemas para relacionarse y con cuestiones de autoestima.

La
masturbación es, entonces, normal en los adolescentes. Comienza alrededor de
los 2 y sigue siendo una opción hasta que nos morimos.

La cuestión entonces es
establecer si esta actividad se da como consecuencia de un problema para
establecer relaciones con los demás y para mostrar los afectos, o es una
actividad casual saludable y placentera.