Envejeciendo positivamente

¿Existe una “fórmula mágica”?

A
todos nos gustaría ser jóvenes y ágiles para siempre. Desafortunadamente, eso
es algo imposible de conseguir. Envejecer es inevitable y lo que tenemos que
hacer es aprender cómo envejecer positiva y dignamente.

Para
envejecer positivamente es necesario tener una buena actitud y ser adaptables.  Aquellas personas que se mantienen física y mentalmente
activas, socializan, y tienen una actitud positiva, viven más que la gente
sedentaria. 

El
ejercicio es el primer paso para manejar bien el proceso de envejecimiento. 
Ejercitarnos regularmente nos hace estar menos deprimidos y ansiosos. 
       

Por
otro lado, el aprender nuevas cosas y mantener nuestra mente ocupada, nos hace
sentir más productivos e interesantes. Tomar clases de arte, de computación o
hacer un curso –entre otras opciones- nos mantiene ocupados y entretenidos,
mientras que también estamos ejercitando nuestro cerebro y nuestra memoria. 

Adicionalmente,
socializar, y ser positivos hace que el proceso de envejecimiento sea mucho mas
feliz y disfrutable.  Pertenecer a
grupos especiales como el de una comunidad, grupos de caminantes, o grupos de la
tercera edad, nos hace sentir más importantes, entusiastas y llenos de vida; también
el hacer algún trabajo voluntario para la comunidad, caminar, hacer los
quehaceres de la casa, o trabajar en el jardín, hace que nuestros músculos estén
mas fuertes y nuestra mente alerta.

El
envejecer puede ser un buen estado de la vida si aprendemos a hacerlo bien.  Aquellos que tienen una buena actitud mental, son positivos,
y además adaptables, van a vivir mucho más y a envejecer más dignamente que
quienes viven una vida sedentaria. 

Y
si quieres saber cómo envejecer sin volverte viejo, nada mejor que nuestro curso
gratis de Longevidad
. Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
.