En tus propias manos

Masturbación, una manera de encontrar placer utilizada por todos los hombres
  
  

Cuando hablamos de la masturbación masculina, estamos hablando
quizás de la forma más frecuente de auto estimulación.

La
masturbación comienza en la adolescencia y generalmente continúa en la adultez,
inclusive mientras se están practicando otras formas de actividad sexual.

En la adolescencia la mayoría de
los varones se avergüenzan cuando le hablan de masturbación, incluso la gran
mayoría ni siquiera lo hablan con sus mejores amigos y tienen miedo de que se
los encuentre en esa situación. También tienen terror de ser encontrados por
los padres mientras se están masturbando. Por este motivo en la adolescencia la
mayoría de los jóvenes tratan de hacerlo lo más rapido posible para disminuir
las posibilidades de ser descubiertos. Solamente a medida que van creciendo se
dan cuenta de la importancia de retrasar el orgasmo para poder maximizar el
placer sexual.

A medida que el hombre va
envejeciendo la frecuencia de la masturbación va disminuyendo de manera
gradual, aunque muchos hombres casados todavía lo sigan haciendo.

En cambio para algunos el hecho de
masturbarse debe ser suprimido si se tiene la posibilidad de estar en pareja
estable o mantener relaciones sexuales frecuentemente. Muchos piensan que la
masturbación lleva implícito el rechazo hacia la pareja. Quizás por esta razón
muchos hombres casados que continúan haciéndolo eligen momentos en que su
pareja no está o lugares alejados de la casa a los cuales su mujer no tiene
acceso, como por ejemplo el baño.

Sin embargo muchas esposas están
enteradas de las practicas de masturbación de sus maridos, y no se encuentran
decepcionadas por esto.

Otra forma cuando uno está casado
y que lo pusieron en práctica muchas parejas es la masturbación mutua, que se
termina convirtiendo en una actividad regular del acto sexual.

El problema psicológico de
enfrentar esto es que muchas parejas no hablan de masturbación por temor a que
esto pueda ser visto un rechazo hacia el otro. Una vez que se traspasa esta barrera
ambos encontrarán una manera divertida de tener relaciones sexuales sin
penetración.

Lo que a muchos hombres les parece
excitante es ver a una mujer masturbarse. En cambio son menos las mujeres que
disfrutan viendo al hombre hacerlo.

Para los hombres solteros y para
los gays la masturbación es mucho más frecuente que para los casados. Incluso
las parejas homosexuales encuentran en la masturbación uno de los actos
principales en el momento de tener sexo, hasta puede ser el primer paso
indispensable para comenzar a tenerlo.

Mientras que es cierto que algunas
mujeres toman a la masturbación masculina como un signo de rechazo, hay muchas
a las que les parece excitante. En realidad masturbarse delante de una mujer es
un acto muy personal que el hombre está realizando, y más que rechazo es una
forma de demostrar su amor el desinhibirse de esa manera. Y cuando están
dispuestos a compartir la masturbación, encuentran que esta es una actividad
realmente erótica y muy placentera al momento de mantener relaciones.

TÉCNICAS DE MASTURBACIÓN

En realidad hay muchas técnicas
que el hombre utiliza al momento de la masturbación. La manera más simple es
comenzando suavemente a frotar el pene, y una vez que esté semi erecto comenzar
a bajar desde la punta hasta la base del mismo cada vez con mayor frecuencia o
velocidad. Una forma de prolongar el tiempo hasta llegar a la eyaculación es
concentrarse en la base del pene erecto y tratar de eludir la punta del mismo.

Toda esa parte inguinal,
incluyendo el pene, el escroto y hasta la misma ingle, se vuelven muy sensibles
con solo tocarlas. Muchos hombres disfrutan, una vez que el pene está
totalmente erecto, de presionar suavemente y masajear la zona del escroto.
Tocar esa zona de la ingle suavemente durante la masturbación puede ser muy
excitante, inclusive también el tocar otras partes del cuerpo, como las
tetillas, pueden dar una mayor satisfacción a la masturbación masculina.

Otra manera de masturbarse puede
ser recostados en la cama, mientras frotan el pene sobre ella. Muchos hombres
encuentran satisfactorio hacerlo en esta posición.

También algunos utilizan geles
lubricantes porque prefieren mantener húmedo al pene una vez que comienzan a
masturbarse, antes que mojado. Otros hasta llegan a utilizar vaselina aunque
este y otros productos a base de aceite pueden ser muy dañinos en el caso de
utilizar preservativos durante la masturbación ya que se pueden llegar a romper
fácilmente.

Algunos además utilizan
instrumentos como vibradores o masajeadores de ducha mientras se masturban. Aunque
estos dispositivos duran poco, para algunos hombres pueden ser muy
estimulantes. Es una forma interesante para intentar pero no para tomarlo como
algo frecuente.

Y por último hay técnicas de
masturbación utilizando ropa interior femenina -lo que se llaman fetiches
sexuales-. Aunque es menor el porcentaje de los hombres que utilizan este método.

Una
buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un
Taller
de Sexualidad y Erotismo

como el que puedes realizar
gratis
haciendo
clic
aquí
.

También
puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a
mejorar tu sexualidad
y tu relación de pareja en:

Sexo
y comida: el Tantra del amor

Cocina
afrodisíaca