Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿En que se parecen las mujeres a las computadoras?

Lean y lo sabrán
  
  

Siempre
habrá otro tipo que tendrá una mejor que tú.

Tardan
mucho en arrancar y a veces nos desesperan.

Te dejan
colgado en el momento mas inoportuno.

En muchas
ocasiones hacen lo que les da la gana, no lo que les pides.

Siempre
nos acordaremos de la primera que tuvimos.

Se
bloquean y no hay quien las haga cambiar de actitud.

Tanto en
una mujer como en una computadora tienes que invertir mucho dinero.

Si tienes
una buena te tienen envidia.

Las dos
te acaban sorbiendo el seso y volviéndote loco y paranoico.

Las dos
son capaces de almacenar millones de datos.

Al poco
de tener una ya quieres una mejor.

Cuanto
mas adinerado seas mejor será la que obtengas.

Jamás
olvidan algo, y si ocurre es que no son muy fiables.

No
podemos cambiarla tanto como quisiéramos.

Las dos
echan temporadas en que no nos sirven (se estropean las computadoras y las
mujeres tienen jaquecas).

No hay
quien las entienda, ni a las computadoras ni a las mujeres.

Tanto
unas como otras tienen su propio lenguaje.

Ambas nos
gustan mas a los hombres que a las mujeres, siempre hay raras excepciones.

Las hay
de diversos tamaños, formas, pesos, colores …

Las dos
cuando se enchufan al teléfono se tiran un montón de tiempo.

Las dos
tienen sus métodos para no calentarse.

Ninguna
de las dos son capaces de pensar por su cuenta.

Cada vez
tienen mas poder y las hay en mayor cantidad en despachos importantes.

Tanto
asusta la posibilidad de que el mundo sea dominado por computadoras como por
mujeres.

Las mas
caras suelen ser las mejores.

Una
barata nos puede salir del paso, pero preferiremos ahorrar durante mas tiempo
para conseguir la cara, pero entonces ya se habrá quedado vieja.

Si nos
dejan tirado nos fastidia, pero en cuanto podemos las abandonamos por otra
mejor.

Tanto las
computadoras como las mujeres tienen la rara habilidad de liar las cosas de
verdad.

Las
nuevas generaciones son cada vez mejores.

Siempre
necesitan muchísimo sitio para sus cosas.

Ahora
ambas son buenas para realizar las labores de la casa.

Ambas
pueden enganchar como si de una droga dura se tratara, e incluso pueden hacerte
perder peso.


Planifican hasta el último detalle.

Si no se
protegen pueden enfermarse con un virus o una venérea.

Cada vez
tienen formas mas redondeas.

Cuando se
conectan dos o mas, intercambian todo tipo de información.

La
computadora tiene placa madre y las mujeres tienen instinto maternal.

A ambas
les encantan las tarjetas, a las computadoras las de los periféricos y a las
mujeres las de crédito.

Si estas
mucho tiempo frente a una acabas con dolor de cabeza.

Tardas
mucho mas tiempo en ponerla a punto que en disfrutarla.

En
ciertas fechas pueden dejar de funcionar.

Las
mujeres y las computadoras consumen la mayor parte de tu tiempo.

Las dos
te hacen perder la noción del tiempo.

El día
que se rebelen, ¡Pobres de nosotros!.

Nunca te
satisface del todo lo que has hecho con ambas.

 

Enviado
por Liliana P. ¡Muchas gracias!

 

Si quieres agregar más sonrisas a tu
vida, descarga ahora nuestro libro gratis de Humor
judío
haciendo clic
aquí
.
O inscríbete gratis en nuestro Taller
de la Risa
, haciendo clic
aquí
.