Eligiendo la mejor cobertura para el piso de su hogar

Muy lejos quedaron los tiempos en los que sólo se podía optar por un tipo de material y color para cubrir los pisos del hogar. Hoy en día, existen una gran cantidad de alternativas, algunas de las cuales pueden ser instaladas por usted mismo. Conózcalas leyendo la siguiente nota.
  
  

Cuándo se trata de
escoger una cobertura para el piso de su hogar, debe saber que existen
actualmente una gran cantidad de alternativas, todas ellas muy atractivas y
fáciles de instalar y mantener.

 

Si vive en un hogar
viejo, existirán muchas posibilidades de que tenga un piso de madera dura.
Durante los años 60, cuando el alfombrado llegó a ser la pauta estándar, muchas
personas cubrieron con estos tejidos los pisos de sus hogares con suelos de
madera dura. Pero ahora, afirman los expertos en decoración de interiores, ha
llegado el tiempo de sacarlas de allí. Por supuesto, si ha habido una alfombra
en el piso durante un período largo, habrá muchas chances de que la alfombra
haya manchado la madera dura.

 Si bien podría
re-barnizar los pisos por sí mismo mismo, en el caso de que no se dé mucha maña
en estas cuestiones, también se podrá contratar los servicios de un profesional,
(que también podría platificarlos), lo cual le garantizará un terminado perfecto
en una tiempo mínimo, y a un costo relativamente bajo. 

Además, a diferencia de
la alfombra, los pisos de madera dura son muy fáciles de cuidar y mantener
limpios, y pueden aportar un toque de calidez y elegancia a cualquier
habitación. Si aprecia los pisos de madera dura, pero no tiene la suerte de
poseerlos, podría comenzar a instalarlos en alguna de sus diferentes variedades
de diseño y tipos de madera, aunque debemos decirle que los pisos nuevos de
madera dura pueden ser bastante costosos.

 Las tiendas
especializadas de muchos países, comienzan a ofrecer mosaicos de satillo, unos
grandes mosaicos mexicanos usados originalmente en el sudeste de Estados Unidos.
Si bien es cierto que estos mosaicos son bastante fáciles de limpiar y cuidar,
también es cierto que no son tan agradables para los pies como los alfombrados o
ciertos pisos de madera. Si piensa instalar mosaicos de satillo, lo ideal será
que limite los mismos a las áreas pequeñas, como por ejemplo el vestíbulo.

 El mosaico de cerámica,
al igual que el mosaico de satillo, puede ser también muy duro y frío para los
píes. Además, si su casa se encuentra en un área con climas más bien fríos,
debería considerar esto último muy atentamente, antes de instalar mosaico de
cerámica en su cocina o cuarto de baño, ya que estos cuartos podrían tornarse
verdaderamente muy fríos durante los meses de invierno.

 Un beneficio importante
que se debe resaltar de los mosaicos de cerámica, es que los mismos provienen en
una gran variedad de tamaño y modelos. Los mosaicos de cerámica pueden ser una
opción muy agradable para una habitación familiar, si es que además se les
agrega encima una alfombra movible, que pueda proporcionar calor y confort.

 Por cierto, instalar un
piso de mosaicos de cerámica no es un trabajo nada fácil para cualquier
aficionado. Además, esta instalación no solo implica la aplicación de los
mosaicos, sino también cortar precisamente aquellos que no quepan en
determinadas áreas (por ejemplo, al borde de una columna) y saber cerrar bien
los surcos que quedan entre los mismos. Claro que cuando este trabajo se realiza
apropiadamente, el aspecto final es de un gran brillo y sensación de limpieza,
en cualquier habitación donde se los instale.  

Lo más fácil y económico
para cubrir los pisos de las habitaciones, son los mosaicos auto adherentes.
Incluso los más principiantes pueden colocar estos mosaicos, que son muy fáciles
de emparejar, cortar, y trabajar en general. Para lo cocina o el baño, se
recomienda utilizar mosaicos de este tipo pero de la más alta calidad, ya que
son fáciles de limpiar y de soportar el alto tráfico de estas áreas sin
deteriorarse.

 Si pertenece a aquellos
nostálgicos que todavía prefieren la alfombra, también podría optar por una
alfombra movible de un tamaño similar al de la habitación, (la cual se podría
adherir en sus extremos) sin por ello dejar de tener el piso de madera dura o
los mosaicos. La ventaja de este tipo de alfombras de área, es que usted las
puede lavar bien a fondo (junto con el piso mismo), como así también mover de
habitación en habitación para darles a las mismas un nuevo aspecto, cuando desee
modificar la decoración.


 En definitiva…

 Tanto si se inclinará a
renovar el piso de su casa por sí mismo, como mediante la contratación de una
instalación profesional, debería antes que nada conocer bien todas las opciones
con las que cuenta para ajustarse a las variables de los pisos de su propio
hogar.

 Un look moderno y
contemporánea de mosaicos de satillo o cerámica, toda la calidez de los pisos de
madera, o el confort de una alfombra, será la primera elección que deberá
efectuar, para luego elegir entre las variadas tonalidades y diseño en las que
vienen disponibles. O, por que no, combinar todas estas opciones, incorporando
una diferente para cada habitación.