El poder de la sonrisa

Una imagen vale más que mil palabras, una sonrisa sincera puede más que mil currículum…
La sonrisa es, de todos los gestos, el más favorecedor.

La sonrisa rompe todas las barreras. Edad, raza, nacionalidad, genero, la sonrisa es universal. En todas las partes del mundo los seres humanos podemos decodificar la sonrisa de la misma manera.

Cuando lo hacemos, siempre incluimos estas 3 palabras: empatía, amabilidad, seguridad. La sonrisa ayuda a causar una buena primera impresión, y así, lograr atributos positivos.

No se sabe con exactitud cuál es la relación del cerebro con nuestros músculos, es decir, no hay una explicación científica de porque cuando estamos contentos, sonreímos.

Pero, si se saben 2 cosas:

-Funciona al a inversa. Cuando tenemos un estimulo positivo, sonreímos y cuando sonreímos, también mandamos un estimulo positivo al cerebro.

-Cuando sonreímos, el cuerpo segrega endorfinas, la hormona del placer.

Por esto la sonrisa tiene un efecto doble; nos veremos empáticos, ambles y seguros pero por el otro lado engañaremos a nuestro cerebro.

Debes tener algo en cuenta: no todas las sonrisas son iguales. Algunas producen lo contrario y debes evitarlas.