El Leasing, una nueva forma de adquirir bienes en Argentina

inteligenciafinanciera
Con la reglamentación de la Ley de Leasing se abren nuevas posibilidades para la adquisición de bienes. El acceso es simple, tiene ventajas impositivas respecto de un crédito y la tasa es similar.

La
nueva modalidad para
adquirir bienes es el
alquiler con opción a compra, más
conocido como "leasing". Consiste en un mecanismo por el cual la
persona que adquiere un bien paga cuotas en carácter de alquiler y una vez
cumplido el plazo, previamente estipulado, el locatario tiene derecho a
comprarlo.

Se
estima que la tasa de interés en estas operaciones es similar a la de un crédito
prendario, es decir, que oscila entre el 12% y el 16%.

Pero las diferencias
pasan por otro lado. En principio, habrá que romper la
barrera cultural
que hoy
considera que lo mejor es ser propietario de un auto y no un mero inquilino.

Las
características de esta modalidad son:

-Se
pede acceder a un 0 km sin un gran desembolso inicial de dinero. Lo que se pagaría
por el 100% del vehículo se podría hacer jugar a favor colocándolo en otro
tipo de inversión que reporte utilidades financieras.

-Con
respecto a un crédito prendario, quien paga el leasing no está endeudado, y
entonces no tiene que pagar el impuesto sobre los intereses.

-El
bien tomado en leasing no es propiedad de quien lo usa, no suma a la hora de
declarar patrimonio y no se lo computa a la hora de pagar el impuesto a los
bienes personales. Los concesionarios dicen que eso es una ventaja para los cónyuges
que están en proceso de divorcio.

-El
canon incluye todo: desde las patentes mensuales hasta los costos de acceder al
auto (alta ante el registro, inscripción, costos de los sellados y formularios,
etcétera) y los seguros.

-El
IVA se va pagando mes a mes, y no de entrada, como sucedería en una compra a
contado o por crédito prendario.

-También
pueden deducirse de las cuotas bajo el concepto de gastos hasta 4200 pesos al año.

-Con
el pago de la última cuota del contrato se puede optar por hacerse o no
propietario de la unidad, pagando lo que se denomina "valor residual".

 Es un monto que va entre el 20% y el 40% del valor del auto. Quien hace uso de
la opción, usualmente (según la experiencia en otros países) paga menos de lo
que vale una unidad similar en el mercado del usado.

-Esta
operatoria beneficia más a la franja del público que está inscripto en el IVA
y en Ganancias y, en consecuencia, puede hacer jugar a su favor las
posibilidades de crédito fiscal. Sobre todo porque no tiene el total de ese
impuesto inmovilizado de entrada. Las ventajas no son tan importantes para
quienes revistan como "consumidores finales".

Las
terminales automotrices estaban esperando que se reglamentara la ley, porque ven
en el leasing una posibilidad de reanimar las alicaídas ventas del sector.
Hasta ahora los planes de leasing que ya están en la calle fueron lanzados por
Mercedes Benz, Chrysler, Toyota y Ford.

Se
estima que este sistema va a tener un impacto positivo de un 10 y 20 % en las
ventas.

Para
las empresas que ofrecen el leasing, la ley aclaró un par de puntos clave:

-La
responsabilidad civil sobre el bien recae exclusivamente en quien lo está
alquilando. Es decir, si un vehículo dado en leasing protagoniza un accidente
de tránsito, toda la responsabilidad recae sobre quien está alquilando esa
unidad, y no sobre quien se la alquiló.

-En
caso de mora, el dador puede recuperar el vehículo con un trámite ejecutivo.

Las
ventajas para las empresas en general son:

-El
leasing será interesante en operaciones para alquiler de equipos y otros bienes
de capital. En el mundo el grueso del negocio pasa por este tipo de operaciones.

-Mejora
el perfil de sus balances, porque los bienes en uso no se incorporan como
activos. A su vez, como la empresa no se endeuda para comprar dichos bienes, el
pasivo no crece, lo que le permite mostrar a la compañía una deuda más chica
cuando sale a buscar capital de trabajo a los bancos.

Una de las posibilidades
que contempla la nueva ley es lo que se conoce como "vender y
realquilar" (sales and lease back).

Concretamente, se trata de que una
compañía X le venda a una empresa de leasing toda su flota de camiones, haciéndose
de efectivo. Pero con el compromiso de alquilar esa flota que antes era suya. Así,
la firma se hace de efectivo, pero puede seguir usando los bienes de capital a
un costo financiero manejable.

-Acelera
la adquisición de los bienes, ya que la gestión del leasing es más rápida
que la de un crédito.