El Kamasutra: Una Mirada Cultural

El Kamasutra es el tratado erótico más famoso de todos los tiempos.

En muchos casos ha sido banalizado por la cultura occidental y muchas personas esperan una obra pornográfica o un listado de posiciones para el acto sexual, pero en realidad es un compilado filosófico acerca del amor y el placer, que retrata de forma magistral la sociedad y las costumbres hindúes.

Los autores del libro (que han sido muchos durante siglos), de acuerdo a la tradición hindú, se refieren a la unión sexual de forma extremadamente poética, lo que hace de la lectura del Kamasutra un placer.

El lector también encontrará pasajes que le parecerán casi humorísticos, pero que deben ser analizados en el contexto de las costumbres de la época en la cual fueron escritos.



Otra característica destacable del tratado es la aparentemente contradictoria postura que toma con relación a la mujer, que en la vida cotidiana está subordinada al hombre y Vatsyayana la exhorta a que sea modesta, fiel y obedezca al marido, además de complacerlo en todos sus deseos; ideas que continúan vigentes en la India hasta el día de hoy.

Sin embargo, en los aspectos sexuales, el Kamasutra expone (en una época pre-cristiana) un concepto que los occidentales tardaron hasta el final de la década del 60 en conocer: la mujer tiene los mismos derechos que el hombre al placer y a la sexualidad.

En varios pasajes se recuerda al hombre que debe preocuparse por la satisfacción de su compañera; además, en toda la obra se percibe a la mujer como un ser con deseos y necesidades sexuales y amorosas, a la par del hombre, una clara oposición a la mujer destinada a la procreación, exenta de placer, que supuso la cultura occidental.



El Kamasutra puede ser leído bajo muchas ópticas, pero siempre resultará en una experiencia enriquecedora y entretenida para el lector de mente abierta. Este libro, que sin duda pertenece a la galería de los grandes clásicos de la literatura universal, nos permite mirar otro tiempo, a la vez que al universo cultural de un pueblo distinto al nuestro.

Si tienes alguna duda o sugerencia, no dejes de consultar nuestra sección de especialistas.

También recibimos propuestas para desarrollar en esta sección. ¡Mándanos tus ideas!

Fuente: www.librosenred.com