El ejercicio y la menopausia

Cuando llega el momento de hacer frente a la menopausia, muchas mujeres piensan que sus días de actividad física han llegado a su fin y que esta etapa marca el comienzo de su declive. Pero nada más alejado de la realidad...

Algunas incluso llegan a pensar que lo mejor que pueden hacer para empezar a cuidarse de cara al futuro es disminuir su actividad física para evitar riesgos.

Pero nada más alejado de la realidad. De hecho, cuando llega la menopausia, es más importante que nunca realizar ejercicio. Este le ayudará a controlar algunos de los efectos más perniciosos de la menopausia, a fortalecer su cuerpo para el futuro y a controlar el aumento de peso.

El ejercicio es además una forma magnífica de controlar el estrés, el nerviosismo y de tener una vía de escape a través de la cual se puede desahogar y dar rienda suelta a sus emociones de una forma sana y productiva.

Como bien sabrá, el estrés aumenta la frecuencia y la intensidad con la que le atacan los síntomas de la menopausia y también puede provocar ataques sofocos y mareos.

Por lo tanto, cualquier método que pueda servir para aliviarlo actuará en su beneficio y el ejercicio se ha revelado como una de las mejores formas de hacerle frente.

Del mismo modo, la menopausia se relaciona directamente con el aumento de peso, que es en muchas ocasiones difícil de controlar.

El ejercicio le puede ayudar enormemente a hacer frente a este problema, sobre todo si lleva un estilo de vida sedentario o realiza un trabajo que implique pasar muchas horas sentada.

Asimismo, el ejercicio le ayudará a mejorar la circulación, a prevenir la aparición del colesterol y a fortalecer su sistema cardíaco, que sufre a consecuencia de la desaparición de las hormonas femeninas que le habían protegido en el pasado.

Su salud general mejorará y se sentirá mejor físicamente cuando empiece a realizarlo.

La Importancia De La Actividad Física en la Menopausia

También se ha comprobado en diversos estudios que el ejercicio sirve para equilibrar el sistema hormonal, dado que con su práctica se liberan otro tipo de hormonas, como las endorfinas, que ayudan a armonizar su cuerpo.

De este modo, el ejercicio le ayudará a controlar la aparición de los sofocos, de los dolores de cabeza y de los sudores nocturnos, problemas que se vinculan directamente con los desequilibrios hormonales.

Además, el ejercicio físico, como no puede ser de otra manera, la cansará físicamente.

Aunque esto le puede parecer una obviedad, no está de más reseñarlo, pues la menopausia habitualmente también produce problemas de sueño, haciendo que la persona que lo padece tenga problemas para quedarse dormida o para estarlo durante varias horas seguidas.

Con el cansancio producido por el ejercicio físico, su cuerpo tendrá menos problemas para conciliar el sueño que tanto necesita y conseguirá mantenerse descansando todo el tiempo que necesita para recargar las energías gastadas mientras lo practicaba.

El Ejercicio, Remedio Natural Contra La Depresión

El ejercicio también puede ayudarla con los problemas psicológicos que se derivan de la aparición de la menopausia, como aquellos relacionados con la depresión, la autoestima y la sensación de que la vida ya no le depara ninguna satisfacción.

Mediante la realización de ejercicio físico, usted comprobará como sigue siendo capaz de hacer muchas cosas.

De igual modo, dependiendo del ejercicio que elija realizar, puede fijarse pequeñas metas y, al cumplirlas, experimentará una sensación de realización y de orgullo hacia sí misma que le ayudará mucho a superar los posibles problemas de autoestima y depresión que puede que le estén afectando.

Del mismo modo, la práctica de algún deporte de equipo, con personas de su edad y adaptado a sus necesidades, le ayudará a socializarse y a entrar en contacto con otras mujeres que están en su misma situación.

Hablar con la gente, compartir experiencias y darse apoyo mutuamente ayudarán a ambas partes a enfrentar este problema con mayor fuerza, dedicación energía.

Los Mejores Ejercicios Para Combatir La Menopausia

En la actualidad, hay una gran cantidad de ejercicios, deportes o actividades físicas que una mujer como usted puede practicar.

En los últimos años, gimnasios, asociaciones y grupos independientes se han dado cuenta de que los deportes y sistemas de entrenamiento más comunes que había ahí fuera no se adaptaban a sus necesidades y han creado opciones que usted puede aprovechar.

Asimismo, los tiempos han cambiado y las empresas e instituciones se han dado cuenta de que ellos también deben hacerlo si quieren prosperar, por lo que han adaptado sus horarios y sus ofertas a un público más amplio, de manera que mujeres con un importante horario laboral, con hijos o que no se adapten al perfil típico también puedan practicar las actividades físicas que más les gusten.

Bien es cierto que también puede practicar deporte en solitario con actividades como el footing, pero es más recomendable unirse a un equipo, un gimnasio o a un grupo determinado para hacerlo.

La razón es muy sencilla: esa vinculación crea a la mujer una obligación para realizar esa actividad en un momento determinado que no existe cuando practica esos deportes en solitario.

Es muy habitual que cuando una mujer decide practicar deporte sola, los primeros días cumpla con su propósito, pero que poco después las responsabilidades, el cansancio o la apatía hagan que lo vaya practicando cada vez menos y, al final, que lo deje del todo.

Por ello, lo mejor es que se cree una obligación a la hora de practicar el deporte de su elección para asegurarse de que seguirá practicándolo durante mucho tiempo.

El Yoga

El ejercicio que se ha revelado más efectivo para las mujeres que sufren severos síntomas de la menopausia es el yoga. Se ha demostrado que disminuye el estrés, ayuda a superar los problemas de sueño, de cambios de humor e irritabilidad, ayuda a los músculos y articulaciones a mantenerse flexibles y sanos y tonifica el cuerpo, evitando el temido aumento de peso.

Además, este ejercicio está adaptado a todas las edades, por lo que sin duda lo puede practicar.

La fama que ha alcanzado hace que se pueda practicar virtualmente en cualquier parte y si se realiza bien, provoca muy pocas lesiones o problemas, por lo que es ideal para las mujeres que se encuentran en esta etapa de su vida.

Ejercicios De Cardio

Si la opción del yoga no la convence, el ejercicio llamado de cardio también es una posibilidad. Puede vincularse a una gran cantidad de cosas, desde el aerobic a correr por el barrio, dependiendo de sus preferencias.

Este tipo de ejercicios mejora la circulación, previene el aumento de peso y del colesterol, le ayuda a regular sus niveles hormonales, a eliminar su estrés y refuerza las articulaciones y los músculos.

En cualquier caso, si elige esa opción, hágalo con precaución, pues dependiendo del ejercicio, de su propio estado físico y de su edad, diversas actividades pueden ser más adecuadas que otras y las más fuertes pueden incluso llegar a provocarle lesiones, por lo que debe informarse de manera más profunda antes de practicar este tipo de actividades.

La Natación

La natación se encuentra entre las mejores opciones que puede elegir. Es un deporte que involucra prácticamente todos los músculos y articulaciones del cuerpo, ayudando a reforzarlos, mejora el sistema cardiaco, regula el aumento de peso, le ayuda a liberar estrés y se puede practicar a cualquier edad con un riesgo muy bajo de lesión.

Vinculado con la natación, en los últimos años se han desarrollado una gran cantidad de ejercicios relacionados con el agua que le pueden ser de mucho interés.

Entre ellos destaca el aquagym, que se ha hecho muy popular y es especialmente recomendable para aquellas mujeres que tienen problemas de articulaciones y osteoporosis, ya que combina las exigencias del ejercicio de cardio con las facilidades que da al cuerpo el ambiente acuático en el que se desarrolla.

Por último, no tiene por qué elegir un deporte. Otras actividades físicas también pueden cumplir la misma función.

Una de las que se ha vuelto muy popular es el baile, pues aparte de tener los mismos beneficios para la salud que los ejercicios de cardio o que la natación, al poder practicarse con la pareja, le puede ayudar a recuperar la intimidad, el contacto y la confianza con su cónyuge, lo que le ayudará a superar los problemas de ámbito afectivo que puede llegar a sufrir.

Ahora que sabe lo mucho que puede ayudarle el ejercicio, no lo piense más. Escoja el que más le guste, salga de casa y disfrute de la vida.

Por Mariana Mónaco, autora de "Aliviar la menopausia" te cuenta todos los secretos para decirle adiós a los molestos síntomas de la menopausia de manera fácil, rápida y  natural. Entérate tú también haciendo clic aquí