El Diablo

¿Qué significa el diablo en las cartas de tarot? ¿Cuál es su importancia e interpretación?
¿Qué representa este ser en el Tarot? ¿Y además en el Septenario del espíritu? ¿Es una broma pesada? Nos podemos peguntar… ¿Qué hace un chico como tú, en un lugar como éste?

Esta carta, hace que muchos piensen en el Tarot, como algo macabro. Y algunos autores han contribuido a ello, con intención o sin ella, a fortalecer esta creencia. Machos cabríos con cuernos inmensos, lugares oscuros y tenebrosos, hombres y mujeres sometidos a él, atados, sin poder escapar ¿o sí?

¿Realmente están atados? ¿Por qué lo aceptan? El tarot de Marsella, en esto, como en otras muchas cosas, nos da respuestas, contesta a nuestros porqués.

En este tarot, el personaje aparece con cuernos sí. Pero no es una representación del mal, su imagen no nos repugna, como en otros casos, no nos “da miedo”.

Un personaje azul, el color de la espiritualidad, con torso de mujer y sexo masculino, el ser completo. Con sus gestos, con su mirada, y con sus “accesorios”, nos las claves y las pistas necesarias, para seguir adelante, para eliminar los obstáculos, para vencer.

Nos dará el Fuego, la energía, la fuerza. Nos enseñará “el camino” y nos dará acceso al conocimiento, al templo interior, que es donde se esconde la verdadera sabiduría.

Después de conocerlo, saldremos reforzados, desligados de nuestras ataduras, el nos enseñará cómo ser LIBRES.

La carta, no es negra, no es oscura. El negro del suelo, se va tornado azul. Todos podemos tornarnos azules, espirituales, es sólo una elección. Él nos pondrá pruebas, claro que sí. Es “su trabajo” y lo sabe hacer. Pero nos dará también las herramientas, para salir de estas con éxito. Solo hay que saber escucharlo, entenderlo, hacernos sus amigos. Con ello saldremos ganando. Y en la lámina están, todos los secretos. Sólo hay que saber leerlos, interpretarlos. Y una vez más el Tarot, nos dará la clave.