Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

El collar perfecto para su perro

Encontrar el collar perfecto para entrenar a su perro puede ser difícil. Por eso le brindamos una pequeña ayuda sobre cuál elegir.
  
  

Más control, más confort: el collar de cabeza

Existen dos tipos principales de collares para perros. Uno es el Halti y el
otro el Gentle Leader (en realidad, aunque se conoce popularmente por ese
nombre, Gentle Leader es una marca, y el nombre verdadero de estos collares es
“collares de cabeza”).
De los dos el collar de cabeza es el mejor, en diseño y en control. Con un
diseño más simple, se coloca detrás de las orejas del perro y sobre el hocico,
y tien dos correas conectadas por debajo de la barbilla del animal.
Sin embargo, no es un bozal. El GL controla al perro por medio de su nariz: donde
va la nariz, irá el perro.


En segundo lugar, el Halti

En un collar de control y adiestramiento, pero con un diseño
mucho más complicado. También puede llegar a causar lesiones espinales y de
cuello en el perro cuando lucha para salirse de él.


Collar con púas

Este collar es extremadamente eficaz para los perros de gran tamaño, pero no
para los chicos. Aunque parecido a un dispositivo medieval de tortura, el
objetivo de este collar es pellizcar el cuello del perro con esos pinches o
dientes, aplicando con eficacia una presión suave que no causa ninguna lesión.
La presión es muy leve y no lastima, obstaculiza simplemente.

No es recomendable para los perros que tiran constantemente, pues este collar
es simplemente una herramienta de corrección y no un collar permanente.

También debe ser usado correctamente, pues -como cualquier instrumento- puede
hacerle daño si se usa mal. No es recomendable si usted recién conoce al perro,
a menos que lo estudie bien y consulte antes con un veterinario que lo recomiende.


Collar de asfixia

No apto para principiantes, y en realidad para nada recomendable, se menciona sólo
con fines informativos.
Los estudios realizados han demostrado que estas cadenas provocan serias
lesiones en la tráquea y el cuello de los perros al usarlo incorrectamente.
Como su nombre lo implica, estrangula al perro y si su perro tira
constantemente lo estrangula constantemente también.

Fuere cual fuere el que elija, asegúrese de permitir a su perro un periodo de adaptación
a cualquier collar nuevo, y asegúrese que este lo asocie con cosas buenas. Los
convites y las caricias son buenas formas de hacerlo.