Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

El calendario de cinco elementos

Para la cosmovisión china, vivimos en un mundo conformado por cinco elementos, con los que nos relacionamos todo el tiempo y que determinan nuestra vida en muchos aspectos…
  
  


Estos cinco elementos son
el metal, el agua, la madera, el fuego y la tierra. Y como parte de este mundo,
debemos tener una relación directa con estos cinco elementos, los cuales deben
afectar nuestras actividades diarias en una gran cantidad de aspectos.

 Paralelamente, luego de
observar los ciclos vitales de los animales, las plantas, los minerales, y los
líquidos, así como los ciclos del día, el mes, y el año, los chinos encontraron
que todo, absolutamente todo, en el mundo, está afectado por el paso del tiempo.

 Así, calcularon y
estudiaron las relaciones entre los Cinco Elementos y el tiempo, para después
aplicar estos Cinco Elementos temporales al calendario chino. También
descubrieron el secreto de que los Cinco Elementos son una dotación que la madre
naturaleza lega a la gente, de la madre, ya que, estando dentro del mundo de los
Cinco Elementos, nuestro cuerpo puede contener algunos de los ingredientes de
estos Cinco Elementos.

Lo que todo esto significa en resumen, es que, para
conocer más sobre nuestra persona y personalidad, debemos encontrar los cinco
elementos que se representan en nosotros, a partir del tiempo en que nacimos.

 Con el tiempo, esta
herencia de la cultura china se aplicó extensamente en el área de la astrología
china. Hoy en día, podemos utilizar el Calendario Chino de Astrología de los
Cinco Elementos para encontrar el grado de cada uno de estos Cinco Elementos que
todos tenemos en nuestro cuerpo, -tendiendo en cuanta la fecha de nacimiento-,
determinando así que elementos podrían traer buena o mala suerte. El calendario
puede también decirnos qué elemento se encuentra activo en cualquier parte del
tiempo.

La mayoría de estos Cinco
Elementos los podemos ver en la tierra. Gran parte de ellos pueden ser movidos
fácilmente, como por ejemplo los muebles, una roca o un árbol. Algunos de ellos
son más difíciles de mover, como por ejemplo un edificio, las montañas o un río.
Tenemos también la opción de vivir cerca o lejos de cada uno de estos elementos.
Por eso, es bueno saber que elementos particulares nos pueden dar suerte, para
ayudarnos a tomar decisiones.

 Los Cinco Elementos
referentes al tiempo (del cielo) no son tan fáciles de ver. No podemos tampoco
evitar que vengan a nosotros. Sin embargo, si podemos tener un calendario de
estos Cinco Elementos para saber cuándo vienen y aparecen.

Si tenemos un calendario
de los Cinco Elementos, podremos saber cuándo nuestros propios elementos, tanto
afortunados como desafortunados, podrán venir a nuestras vidas. Por lo tanto, el
calendario de los Cinco Elementos puede actuar como una especie de radar, para
decirnos cuándo está viniendo la “tormenta”.

Este calendario también nos dice
cuando es un buen momento para aprender, recibir (Ciclo de Conocimiento), de
juntarse, de hablar, de jugar (Ciclo de Amistad), de dar, de demostrar (Ciclo de
Expresión), de relajarse, de gozar (Ciclo del Dinero), de tomar el control, de
tomar responsabilidades (Ciclo de la Carrera), etc.

 Si sabe en que momento se
da su Ciclo de Dinero, podrá saber cuando tendría que comprar los boletos de
lotería. Lo mismo para conseguir pareja, (Ciclo de Amistad) o iniciar un estudio
(Ciclo del conocimiento). Una información adicional sobre estos Ciclos, se
encuentra dentro del ciclo de siembra y cosecha dentro del mismo calendario.

Cada vez más gente se
está interesando por información acerca de estos cinco elementos. Muchas
personas tienen incluso un Software de computadora para que les ayuda a hacer
sus cálculos personales basados en el Calendario Chino de los Cinco Elementos.

Los Cinco Elementos que
se encuentran en la tierra, se pueden ver y tocar. Los Cinco Elementos del
cielo, en cambio, son abstractos, por lo que se tiene menos control sobre los
mismos. El Calendario Chino es entonces una herramienta para ayudar a la gente a
saber cuándo, por qué, y donde están sus Cinco Elementos.