El billete que flota

¡Dinero flotando al alcance de la mano, y solo hay que extender la mano para tomarlo! ¿o no?

 


Hay algo que es seguro: mejor no comiences a gastar a cuenta: