El autoempleo

Cada vez más personas adoptan el autoempleo para no quedar al margen del mercado laboral. ¿En qué consiste y cuáles son sus principales beneficios y desventajas?

Esta actividad se ejerce cuando es uno mismo el que genera el trabajo, lo gestiona y obtiene así sus ingresos. “Puede surgir por necesidad, ya que una persona si no encuentra trabajo y se encuentra en una situación acuciante, se tendrá que valer del ingenio o de las herramientas con las que cuente para poder salir adelante.

Una de ellas es la de hacerse emprendedor y crear su propia empresa. Es muy complejo salir adelante con un proyecto propio, pero es una opción que muchos siguen e incluso prefieren una vez que ha pasado la peor época, que es la de hacerse solvente y posicionarse en el mercado”, sostiene el economista español Roberto Mariñas.

Ventajas del autoempleo

1.- Emprender un proyecto que realmente se desee. Más allá de los posibles beneficios económicos, las ventajas psicológicas son muy importantes.

2.- Libertad de horarios, (según sea la actividad) y alto nivel de independencia ya que no hay que rendirle cuentas a ningún superior, sino a uno mismo.

3.- Se podrán llevar a la práctica todas aquellas ideas o proyectos que se vengan a la cabeza, siempre con criterio, pero nadie tendrá que evaluar ni dilatar el trabajo que se quiere llevar a la acción.

4.- Los beneficios no se reparten. En caso de no tener empleados, las ganancias serán para uno mismo aunque claro está que las pérdidas también se asumirán en soledad.

5.- Muchas profesiones admiten trabajar desde el sitio que se desee. Desde el hogar, cuyo beneficio económico se traduce en ahorro en traslados, comidas y demás gastos o desde diferentes países en caso de preferencia o necesidad.

Los inconvenientes que pueden hacer dudar a la hora del autoempleo:

1.- La inversión inicial puede ser considerable. Si se busca esta actividad por no tener empleo, puede ser un obstáculo a la hora de plantearse esta alternativa.

2.- No tener el respaldo de nadie cuando se necesite ayuda o cuando se esté enfermo.

3.- Al depender de uno mismo y de la producción que se logre, la inseguridad y estabilidad laboral pueden ser fluctuantes lo que genera temor con respecto al futuro.

4.- Disponer de menos tiempo libre ya que cuando se emprende una actividad hay muchas áreas que manejar. La responsabilidad es mucho mayor que la que encierra un empleo en relación de dependencia. Es frecuente que se trabaje todos los días incluyendo los fines de semana.

Antes de decidir cómo proceder, es mejor analizar muy bien cuáles son todas las opciones para poder realizar la mejor decisión posible y no llevarse sorpresas cuando se esté en la mitad del proceso.

El libro digital "Fórmula de Ricos", que te enseña las 60 fórmulas que debes aplicar para iniciar tu camino hacia la riqueza. Encuéntralo ahora haciendo clic aquí