Ejercicios para mejorar el busto y los muslos

Una rutina de ejercicios para tonificar y reafirmar la zona del pecho y los muslos

Ejercicios para mejorar el busto

1. Parado con los pies juntos. Levantar los brazos, asir una cuerda imaginaria y tirar de ella hacia abajo, poniendo en tensión los músculos del pecho. Relajarse y repetir cuatro veces.

2. En la misma posición; levantar los brazos hacia los costados y traerlos hacia adelante, sin flexionar los codos, como si se empujara hacia abajo un objeto imaginario, con los músculos del pecho tensos.

Cuando estén aproximadamente a la altura de la cintura, aflojar la presión y comenzar a levantar de nuevo los brazos desde los costados, repitiendo luego la presión hacia abajo.

3. Parado con los pies juntos y los brazos extendidos a los costados.; cerrar los puños, apartar los ”brazos del cuerpo y acercarlos luego, poniendo en tensión los músculos del pecho, hasta que los puños se toquen frente al tórax. Relajarse y repetir.

4. Repetir el movimiento pero acercando los brazos hasta que los puños se crucen frente al pecho.

5. Levantar los brazos, apartándolos de los costados; cerrar los puños y acercarlos, flexionando los codos y manteniéndolos apartados del cuerpo a la altura del pecho. Hacer que los puños se toquen frente al cuerpo, en línea recta con los codos.

6. Comenzar en la posición en que se concluyó el ejercicio anterior: con los codos apartados del cuerpo y los puños juntos frente al pecho. Apartar lentamente los puños, como si se tirara de un resorte pesado. Relajarse y repetir cuatro veces.

7. De pie con las piernas algo abiertas; tomarse las manos, con las palmas juntas, frente al cuerpo y a la altura del pecho. Empujar la mano derecha contra la izquierda, resistiendo con ésta pero moviendo ambas manos hacia la izquierda, poniendo en tensión los músculos del pecho. Repetir los movimientos hacia la derecha.

Ejercicios para reafirmar los muslos

1. De pie, con las piernas abiertas, las manos apoyadas en las caderas y las plantas bien asentadas en el piso; acercar lentamente las rodillas hasta que se toquen, y apartarlas; repetir el movimiento.

2. Parado con los pies juntos. Levantar la rodilla derecha; manteniendo el muslo perpendicular al cuerpo, balancear rápidamente la parte inferior de la pierna hacía dentro y hacia fuera, varias veces. Bajar la pierna y repetir con la izquierda.

3. En la misma posición, levantar la rodilla como en el ejercicio anterior; balancearla hacia el costado y hacia adelante, varias veces. Repetir el ejercicio con la otra.

4. Parado con los pies juntos. Levantar solamente los dedos de los pies, y bajarlos; repetir el movimiento varias veces. 5. Parado con los pies juntos y las manos apoyadas en las caderas; «caminar" sin moverse, apoyándose cada vez en la base de los dedos y arqueando el empeine a medida que avanza.

6. Parado con los pies juntos y las manos apoyadas en las caderas. Ponerse de semipuntilIas luego de puntillas; sostenerse en esta posición algunos segundos, bajar y repetir el ejercicio hasta sentir el cansancio en las piernas.

7. Parado con los pies juntos y las manos sobre los muslos.

Flexionar las rodillas y agacharse pero sin llegar a acuclillarse; levantarse con cierta rapidez. El movimiento debe ser continuado y elástico. Repetir varias veces el ejercicio.

8. De pie con las piernas abiertas; extender los brazos hacia adelante manteniéndolos paralelos. Bajar lentamente el cuerpo, como sentándose en una silla invisible, manteniendo” las rodillas juntas, la espalda perfectamente recta sin inclinarse hacia adelante y las plantas completamente apoyadas en el piso. Enderezarse y repetir el ejercicio.

9. En la misma posición, bajar el cuerpo como en el ejercicio anterior, pero acuclillándose y cuidando que las plantas permanezcan siempre bien apoyadas. en el piso; los brazos extendidos hacia adelante deben ayudar a mantener el equilibrio. Enderezarse y repetir varias veces, el ejercicio.

Para conocer alternativas naturales contra la celulitis, te sugerimos el libro "Celulitis Nunca Más. La Cura Natural", de Mercedes Vila, Entrenadora personal certificada y experta en celulitis, que encontrarás haciendo clic aquí