Ejercicios para las contracturas cervicales

Las tensiones de la rutina diaria y las malas posturas pueden llegar a causar dolor y contracturas en la zona del cuello. Le mostramos algunos ejercicios que se pueden realizar en el hogar para aliviar los síntomas 
  
  


Los masajes y el calor localizado contribuyen a aliviar el dolor que se ocasiona
en la zona del
cuello debido a las exigencias diarias.


Algunos ejercicios complementan una terapia que se puede realizar sin
complicaciones en el hogar:


1.- Sentarse boca arriba en una superficie plana con las piernas dobladas en
posición de yoga. Dejar caer las manos a ambos lados del cuerpo. Deben estar lo
más relajadas posible.


Comenzar a mover lentamente la cabeza hacia adelante y hacia atrás. De a poco
realizar círculos con la cabeza hacia un lado y hacia otro. Reiterar las veces
que se desee.


La cabeza, el cuello y los hombros deben estar muy relajados. No es necesario en
esta primera instancia estirar demasiado.


2.- Girar la cabeza hacia el hombro derecho y mantener unos segundos en posición
recta. Volver al centro y girar hacia el lado izquierdo. Inhalar y exhalar
suavemente.


3.- Realizar estiramientos de cinco minutos al menos tres veces al día. Estirar
muy bien el cuello hacia atrás, mantener siete segundos y luego estirar hacia
los costados.


4.- De pie con la espalda recta, colocar una mano sobre la cabeza y hacer que
ésta se incline lentamente hacia la parte del cuello que duele. Mantener diez
segundos y reiterar varias series.


5.- Sentada con la espalda recta, levantar los hombros hacia arriba. Bajar y
relajar. Reiterar primero con un hombro, luego con el otro y luego otra vez con
ambos hombros.


Recomendaciones útiles contra las contracturas cervicales


1.- Preparar un baño aromático para disminuir el dolor y aliviar las tensiones.
En una bañera colocar agua tibia, añadir cinco gotas de aceite esencial de
lavanda, cinco gotas de aceite de romero y demás sales de baño. Relajarse dentro
durante media hora.


2.- El gel de árnica ayuda a combatir el dolor y también a bajar la hinchazón.
Aplicar en la zona del cuello.


3.- Si se realiza una actividad durante muchas horas en una misma posición, cada
diez minutos hay que cambiar de postura y estirarse.


4.- Los masajes son una buena alternativa si el dolor es muy puntual, pero debe
llevarse a cabo por un especialista o por alguien que no sea uno mismo.

Para
mejorar tu

postura corporal
, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de

Expresión corporal y Eutonía
: Cambie su actitud, haciendo
clic aquí
.