Ejercicios para dormir bien

Pocos saben que entre los remedios más efectivos contra el insomnio se encuentra el ejercicio físico. ¿Lo sabía usted? ¡Ponga manos a la obra: a ejercitarse para dormir bien!
  
  


Es común que padezcamos de alguna forma de insomnio en cualquier etapa de la
vida.


El problema es cuando usted suma más de una noche sin poder
conciliar un sueño
profundo. Es aquí cuando resulta necesario encontrar ese remedio que nos permita
dormir el sueño de los justos: reparador y reposado.


¿La Actividad Física Favorece Un Mejor Sueño?


El ejercicio es la forma más inmediata y efectiva de regular el sueño, pues
devuelve el equilibrio al cuerpo al regular el
metabolismo. Si usted hace
ejercicio durante el día, se sentirá más cansado y le será más fácil conciliar
el sueño por la noche.


Además, el ejercicio le da un mayor bienestar pues hace que su cuerpo funcione
mejor: le aporta una mayor oxigenación y elimina toxinas. Muchas de las causas
de insomnio radican en problemas digestivos, tensiones, angustias…


Todos estos factores pueden disminuirse con el simple hecho de dedicarle una
media hora al día a cualquier actividad física que prefiera.


¿Qué Hora Del Día Es Mejor Hacer El Ejercicio?


Lo cierto es que si usted quiere realizar ejercicio a fin de terminar con el
insomnio, no existe una hora específica para realizarlos.


Cualquier hora del día
es un buen momento para una rutina de por lo menos media hora al día. Llegada la
noche se sentirá más relajado y proclive al sueño. La clave es que realice
actividad física, por lo menos, una hora antes de irse a la cama.


¿Hay Ejercicios Específicos Contra El Insomnio?


Hay algunas rutinas y ejercicios concretos para mejorar la calidad del sueño y
ayudarle a conciliarlo. Aquí le menciono algunos de ellos.


Ejercicios De Respiración.

Se trata de una rutina tomada del reiki. Para realizar estos ejercicios, ponga
la palma de una de sus manos sobre su frente y la otra sobre su estómago y
respire con serenidad pero con firmeza.


Sienta el circuito del aire que entra y sale de su cuerpo. Quince minutos de
esta consciencia a la hora de realizar estos ejercicios de respiración serán más
que suficientes para ayudarle a dormir, pues muchas veces el insomnio es fruto
de la tensión y la ansiedad.


Mantener Una Rutina Firme.

En muchas ocasiones el insomnio se produce por una falta de hábito. El cuerpo no
sabe a qué hora debe descansar, si no mantenemos una buena rutina.


Es por ello
que es ideal que usted sea capaz de entrenar a su cuerpo para que se prepare
para el sueño yendo a dormir a la misma hora todos los días.


Haga lo mismo con su rutina de ejercicio: hágala siempre a la misma hora. De ese
modo su cuerpo regulará su sueño por sí mismo sin la ayuda de medicamentos.


Sienta La Gravedad.

Si tiene problemas para conciliar el sueño y quiere un remedio eficaz y físico,
pruebe esta técnica de relajación del yoga.


Repose boca arriba y, sin moverse, con los ojos cerrados, intente sentir cada
uno de los dedos de sus pies.


Deje que se relajen y siga de ese modo por cada
músculo y parte de su cuerpo, hasta llegar a su cerebro.


Sienta la gravedad que
se impone a cada zona de su cuerpo y se habrá relajado efectivamente. Si hace
esto, su cuerpo y su mente estarán listos para dormir.


Mueva Los Dedos De Los Pies.

En la punta de cada pie residen terminales nerviosas que nos informas sobre las
condiciones circundantes: calor, frío, humedad y funcionan como pequeñas
centrales meteorológicas.


A veces, especialmente si se experimenta algún sofoco, estas terminales se
confunden y nos mantiene alerta (acalorados o friolentos), y por ende,
despiertos.


Mueva los dedos de los pies para reactivar su circulación y hacer
que cesen sus alertas, y le permitan relajarse y al fin dormir.

Por Irina Montiel,
autora del libro electrónico "Insomnio
nunca más
", una guía paso a paso que te enseña a
curar tu insomnio
en forma permanente
con métodos naturales que encontrarás haciendo
clic aquí.