Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Ejercicios físicos para perros de cualquier edad

Tu perro necesita de la actividad física tanto como tú. Y como tú, necesita que esté adaptada a su edad y características particulares. Te contamos cuál es la mejor para que tu perro esté siempre saludable y en forma...

Cada edad es diferente, por lo tanto hay que asegurarse de que la mascota esté llevando a cabo una rutina de ejercicio que esté asociada a sus necesidades.

1.-Desde que el perro nace hasta los ocho meses, lo indicado es que el animal se dedique a jugar y a dar cortos paseos.

Es la edad ideal para acostumbrarlo a que no le tenga miedo al agua, es también una buena etapa para mostrarle objetos que luego el animal traerá cuando se le pidan. Es el período en el que se prepara al animal para una vida de ejercicio.

2.- El perro ya adulto se encuentra en plena capacidad de rendimiento. No hay que tener miedo a cansarlo. Si es posible, salir a correr con él o dar paseos en bicicleta mientras que el animal acompaña al lado.

Son buenas maneras de consolidar su físico.

3.- El perro viejo va perdiendo la fuerza y la visión. El entrenamiento debe ser suave, pero siempre debe estar presente a pesar de la edad del animal.

Es bueno que la mascota se mueva un poco, camine y en la medida de lo posible, realice algunos juegos.

Algunos ejercicios específicos para perros:

1.- Cachorros: pequeños saltos de altura. Se puede colocar una madera o un banco no muy alto para que el animal se suba a él o en su defecto pase por encima.

Se puede realizar esta actividad a modo de juego. Un integrante de la familia deberá estar esperando al animal del otro lado. Reiterar cuantas veces se desee.

Otro de los ejercicios que se pueden intentar con los cachorros son los saltos de altura: mantener elevado un objeto o un trozo de comida y hacer que el animal se estire, cada vez más hasta saltar y conseguir lo deseado.

2.- Adultos: carreras cortas cuesta arriba. En lo posible, llevar al animal al pie de una pequeña montaña o montículo y hacer que la suba.

De este modo se estarán ejercitando todos los músculos. La mascota sentirá el esfuerzo, pero está bien que así sea. Otra de las alternativas es pautar una rutina para salir a correr.

Al principio bastará con un par de calles. Luego, cuando el animal adquiera más resistencia se podrá prolongar el tiempo de actividad.

3.- Viejos: los paseos tranquilos son los adecuados. De modo calmo, el perro pondrá en movimiento sus músculos. Si hay niños en el hogar es importante que se acostumbren a jugar con el animal.

Lo hagan parar y sentar, arrojarle una pelota para que la traiga. Los juegos son la mejor manera de mantener a un animal ya anciano en forma y con una aceptable capacidad física.

El ejercicio se debe mantener como una rutina desde que el animal es un cachorro. La actividad física junto a una alimentación de calidad ayudarán a que el animal llegue a una edad avanzada en buenas condiciones.

¿Está tu perro volviéndote loco? ¿Darías cualquier cosa para que se comporte correctamente en casa y ante los demás? Si este es tu caso, la Dra. Teresita Caballero, médica veterinaria, tiene la solución en su "Guía de adiestramiento canino paso a paso", que encontrarás haciende clic aquí

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
EnPlenitud ©Copyright 2000-2018