Ejercicios de visualización para ver mejor

Te enseñamos a realizar un ejercicio simple para hacer que los ojos y la mente se relajen y trabajen juntos de manera apropiada
  
  




Las gafas, la
visión y la mente

La
visión es parte importante del
proceso de memoria. Si una imagen se procesa mejor, será luego más fácil de
recordar. Si los ojos están más relajados, mejor podrán absorber la
imagen.
Demasiado estrés y tensión en los ojos es la principal causa de la mayoría de
los problemas de los ojos y sus entornos.

El cerebro y los ojos trabajan en
equipo. Los ojos primero deben capturar una imagen y enfocarse en su forma, su
tamaño y sus colores. La mente necesita interpretar esta información, que es
vista y almacenada para su posterior recordación.

 Las imágenes que vemos a
diario toman apenas segundos de interpretar y de recordar.

Las nuevas imágenes toman un poco
más de tiempo. Si nuestros ojos están más enfocados en una imagen, más fuerte
será la memoria.

Cuando observamos un nuevo objeto, preste atención a las líneas
en torno al mismo, sus bordes, sus colores, su tamaño, su forma, y cualquier
cosa que lo haga ser mejor recordado luego. Por supuesto, si sus ojos están más
relajados, la mente procesará y memorizará los nuevos objetos más rápidamente.

Concentrarse demasiado o enfocarse
en imágenes que no nos interesan nos causan una tensión innecesaria, y será
difícil recordarlas luego.

Para poder maximizar la memoria, la imagen debe
primero ser vista de manera calma y relajada. Debajo hay un ejercicio simple que
puede probar, para hacer que los ojos y la mente se relajen y trabajen juntos de
manera apropiada.

– Encuentre una posición
confortable, puede ser sentado en su silla favorita o recostado en el piso.
Cualquiera sea su preferencia, asegúrese de que su columna esté derecha y que
sus manos estén relajadas a sus lados.

– A continuación, cierre sus ojos y
visualice del número 5 al 0 en su mente.

– Exhalando, comience a ver en
verdad el número 5.

– Deje que sus ojos sigan las líneas
negras que conforman al 5, en verdad imagine este número.

 – Relájese y exhale
completamente, dejando que el aire salga de sus pulmones hasta que tome, de
manera natural, la siguiente inspiración.

– Permita que sus pulmones se llenen
completamente de aire e imagine luego el número 4.
– Nuevamente, imagine al número por completo mientras exhala. En verdad vea las
líneas, el color negro, la forma; no deje de visualizar al número hasta que el
aire haya salido de sus pulmones y llegue la siguiente inspiración de manera
natural.
– Haga esto hasta llegar al número 0.

Con tiempo, podrá visualizar las
imágenes en su mente más claramente, y se sentirá más relajado en el proceso.

Mejorando su visión – Una nueva forma de aprender

Lo peor que le puede hacer a sus
ojos es forzarlos. Demasiado esfuerzo mental y enfoque de hecho puede dañar su
visión y causar daños permanentes en el ojo. Los malos hábitos comienzan en la
niñez, especialmente durante la época escolar.

Estos malos hábitos continúan
hasta la adultez y causan daños en los ojos. La mayoría de los problemas
oculares y sus derivados simplemente son causados por estos malos hábitos
aprendidos durante la juventud.

Los niños tienen una curiosidad
natural por aprender nuevas cosas. Pregúntele a cualquier niño en la sala de
guardería o en el primer año de la escuela si está emocionado por ir a la
escuela, y la mayoría le dirá que sí lo está, con genuino entusiasmo. Haga la
misma pregunta a un adolescente que está en secundaria, y se resistirá a la idea
de volver a la escuela el año entrante.

¿Cuál es la enorme diferencia entre
ambos? La escuela es demasiado disciplinada, y los niños se ven obligados a
pasar horas al día aprendiendo y memorizando cosas que no les interesan.

Cualquier materia que sea poco interesante hace que sus ojos se deban concentrar
más, para crear pensamientos. No a todos les gustan los mismos temas, y sin
embargo todos los niños se ven obligados a memorizar y aprender cosas poco
interesantes de cualquier modo.

Los ojos se tensionan cuando se ven
forzados a concentrarse es imágenes que no les interesan. Tal como los números o
un informe analítico del trabajo no le interesará a todos los empleados, las
matemáticas, la ciencia y la lengua no le interesará a todos los estudiantes.

Esto no significa que tener una educación completa es un plan a descartar.
Simplemente significa que hay necesidad de cambiar la manera en la que los niños
son educados.

El Método Bates fue descubierto por
el Dr. William Bates, un famoso oftalmólogo. En su método, el Dr. Bates
compaginó una gran tabla de tamaño de un afiche, cubierta con formas comunes y
letras que resultaban familiares para la mayoría de los niños en edad escolar.

La tabla fue colgada al frente del salón de clases, y les ofrecía a los jóvenes
tener algo para mirar cuando se sintieran cansados o abrumados. El propósito de
la tabla era dar a los niños una posibilidad de relajar sus ojos. Ver material
nuevo tensiona los ojos, pero los objetos conocidos permiten que los ojos se
relajen.

Enseñar a los niños a no forzar sus
ojos desde temprana edad mantendrá su visión aguda por muchos años.

El método Bates

El Dr. William Bates pasó años
estudiando los problemas de la visión. Asistió y se graduó de la Universidad
Cornell, y se convirtió en un profesor y en un investigador de oftalmología en
el área de Nueva York.

Bates creó muchos métodos de mejoras en el campo de la
visión, y creía que cualquier persona puede ver sin gafas. Sus métodos fueron
desarrollados para enseñar a los ojos maneras de mejorar y curarse a sí mismos.

El Método Bates fue desarrollado
para ayudar a los niños en edad escolar a absorber mayor conocimiento sin
tensionar sus ojos. El Dr. Bates aprendió que los peores hábitos y problemas
oculares comienzan en niños en edad escolar. Los niños tienen una curiosidad
natural de aprender nuevas cosas.

Sin embargo, cuando se les somete a demasiado
material y se ven obligados a memorizar toneladas de información poco
interesante, la mente se cansa y los ojos comienzan a tensionarse.

Del mismo modo, analizar nueva
información causa que el ojo se tense para poder memorizarla. Todo el día los
niños se ven obligados a absorber nuevo material, les sea o no interesante. No
se les da la posibilidad de permitir a sus ojos a relajarse, y a descansar. Es
allí donde el Método Bates entra en acción.

El Método Bates es en verdad
bastante simple. Él creó una gran tabla de formas comunes y letras. La tabla fue
colocada en la pared frontal de un salón de clases, y se les motivaba a los
niños a ver la tabla cuando se sintieran sobrecogidos. Tan solo mirar la tabla
tres minutos al día eliminó la tensión de los ojos.

El Método Bates fue implementado en
algunas pocas escuelas, y los maestros notaron una amplia mejora en la
concentración y en el progreso. Los ojos podían relajarse, y se eliminó la
tensión.

Desafortunadamente, el comité escolar sintió que el método era
demasiado distrayente, y se lo quitó de la práctica. De hecho, China es el único
país que enseña a los estudiantes entrenamiento para la visión.

Sin embargo, el Método Bates puede
ser usado por cualquier persona. Puede crear su propia tabla y colocarla en su
oficina. Observe la tabla varias veces al día, parea que sus ojos se relajen y
se alivie la tensión en sus ojos.

 Entrenar a sus ojos a relajarse le ayudará a
mejorar su visión hoy, y para el resto de su vida.

Por Gabriel Lema
Autor de "Mejora
tu visión- Cómo librarse de las gafas y lentes de contacto ahora mismo
"