Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Ejercicios de Pilates para principiantes

Conoce los ejercicios indispensables para iniciarte en el mundo de Pilates si eres principiante

A continuación, nos concentraremos en los ejercicios básicos del método pilates, que son el marco indispensable para los niveles intermedio y avanzado de esta maravillosa práctica de ejercicios. 

Ruedo

  1. Mientras equilibras tu cuerpo sobre tus nalgas, lleva los pies tan cerca de tu pecho como puedas y luego sujétate de los tobillos con ambas manos. Ubica tu cabeza entre tus rodillas.
  2. Inhala y luego rueda hacia atrás mientras mantienes la misma postura en el cuerpo. Rueda hasta que estés recostada sobre los omóplatos de tu espalda.
  3. Exhala y vuelve a la posición inicial.  

Estiramiento de pierna

  1. Recuéstate sobre tu espalda, y trae ambas rodillas hacia tu pecho. Ligeramente levanta tu cabeza y tus hombros, inhala, y extiende tus brazos y piernas en direcciones opuestas, pero siempre manteniéndolos paralelos al piso.
  2. Estira tus brazos y piernas extendiéndolos hacia delante de modo que queden formando un ángulo de 45º con el suelo.
  3. Exhala mientras vuelves los brazos y piernas a la posición original. Ahora lleva tus rodillas hacia el pecho una vez, y realiza entre 10 y 15 repeticiones.  

Enrollándote

  1. Recostada de espaldas sobre la mata, extiende tus brazos hacia delante a ambos lados de tus orejas. Realiza presión con las piernas para mantenerlas juntas y lleva el mentón hacia el pecho.
  2. Inhala, a medida que despegas en forma gradual tu espalda del piso y mientras tus brazos se dirigen hacia tus pies.
  3. Exhala, y lentamente efectúa el mismo movimiento en forma inversa hasta quedar recostada sobre la mata. Realiza entre 5 y 10 repeticiones.  

Estiramiento general

  1. Recostada sobre tu espalda, las rodillas ligeramente flexionadas, y los brazos extendidos rectos a ambos lados del cuerpo sin tocar el suelo.
  2. Inhala dos veces con detenimiento, y levanta la cabeza y los hombros, a la vez que vas con tus brazos hacia delante tan lejos como te es posible.
  3. Mientras exhalas lentamente, despega la espalda del suelo y levanta el tronco. Mantén las plantas de los pies sobre el piso, las rodillas en el mismo ángulo, y los brazos bien extendidos. Termina retrocediendo el movimiento y volviendo a la posición inicial.  

El cien

1.      Recuéstate sobre tu espalda y flexiona ligeramente las piernas.

2.      Presiona la espalda contra la colchoneta como si quisieras aplastar la misma. Eleva la cabeza y los hombros y dirige tu mirada a tu ombligo.

3.      Eleva los brazos, quedando estos paralelos al suelo, estíralos lo más posible como si quisieras llegar con los mismos hacia la pared de enfrente.

4.      Eleva y desciende los brazos como si salpicaras en el agua.

5.      Finaliza el ejercicio volviendo a la posición inicial. 

¡No esperes más! Quítate todas las dudas y comienza a hacer ejercicio ahora con nuestro curso gratis Cómo comenzar a entrenarse sin riesgos