¿Egoístas?

Si no me ocupo de mi mismo, ¿alguien lo hará...?
  • Primero, estudiar y trabajar para tener un futuro.

  • Segundo, casarse, tener hijos y vivir para la familia.

  • Tercero, dedicarse a los padres, que nos dieron todo y ahora nos necesitan.

Seguramente, la gran mayoría de nosotros se reconoce en esta “lista de deberes” y está de acuerdo en que es la correcta.

 ¿Está seguro?

¿No le falta nada a esta lista?

 Estas tú, esta él, estamos nosotros, están vosotros y están ellos.

 ¿Y YO?

 Mucha gente me dice (después de muuucho hablar de estos temas): “creo que tiene razón, tengo que ser más egoísta y pensar un poco en mi”. 

¿¿¿EGOÍSTA???

 Según el diccionario, egoísmo es el “excesivo amor que tiene uno a sí mismo y que le hace atender desmedidamente a su propio interés, sin cuidarse del de los demás”.

 ¿Qué tiene esto que ver con quererse y tomar en cuenta las propias necesidades?.

 ¿Por qué pensamos que es egoísta ocuparnos de nosotros mismos Y de los demás?

 ¿Dónde está escrito que es una cosa U otra?

 Por más que hayamos decidido “ser más egoístas”, estamos mal encaminados si partimos de la base que eso es “ser egoístas”. 

Eso es, simplemente, comenzar a ser JUSTOS con nosotros mismos, de una vez por todas.

 Nuestro objetivo es ayudarlo a vivir en plenitud, en cualquier circunstancia y momento de la vida. 

Y para eso, es necesario comenzar a preguntarse “¿y yo para cuándo?”.