Ecuador, una experiencia inolvidable

Visitar Ecuador supone una experiencia única, pues te permitirá conocer la naturaleza y la cultura de una tierra de gran diversidad.
  
  

Y es que este país con apenas 256.370 Km2, tan
solo el 0.17% de la superficie terrestre del planeta, alberga al 11% de
todas las especies de animales vertebrados terrestres, 16.087 plantas y 18% de todas las especies de aves que existen en el mundo. 

Además en este territorio habitan más de 27 grupo étnicos, los mismos que
forman un gran mosaico de razas, tradiciones y costumbres que se enmarcan en la
belleza de zona geográfica tan disímiles entre si como las Islas
Galápagos, La costa del Pacifico, la región Interandina y la selva Amazónica. 

El amante de la naturaleza y la aventura encuentra en Ecuador un paraíso en
el cual puede experimentar la gélida hermosura de los grandes volcanes
cubiertos de nieve, el cortante frío de los maravillosos páramos, la
exhuberancia de los bosques húmedos montañosos, el suave clima de los valles
interandinos, la incomparable belleza exótica de los bosques tropicales y
las fabulosas flora y fauna del archipiélago de las Galápagos. 

Esto por no
mencionar muchos de los otros ecosistemas (46 en total) que hace de este país
un verdadero popurrí de paisajes y regiones. 

Por otro lado quienes disfrutan de la cultura se maravillan al descubrir
un territorio habitado por gente amable y hospitalaria, de ricas tradiciones
y costumbres que se refleja en la variada artesanía, la deliciosa
gastronomía y el colorido de las fiestas populares.

Están, además, los tesoros
patrimoniales, arquitectónicos y artísticos que guardan algunas de las
ciudades ecuatorianas, lo cual unido al importante testimonio arqueológico
que dejaron culturas precolombinas como la Incaica, hace que el Ecuador sea
un excepcional destino para sus próximas vacaciones.

¡Haz conocer al mundo
tu tierra!

Envíanos a redaccion@enplenitud.com
un relato de todo lo que el lugar donde vives tiene para ofrecer al
turista, y contribuye a lo conozcan en todo el mundo, mientras al mismo
contribuyes a su desarrollo.

Y si tienes fotos, ¡mucho mejor!