Dinero en la red

Las posibilidades que nos brinda Internet son realmente enormes. Divertirnos, aprender, comunicarnos... y ganar dinero.

Cuando digo “ganar dinero” no me refiero a la posibilidad de comerciar en compra venta o de establecer un vinculo para cerrar un negocio. Me refiero a la posibilidad de ganar “en pocas cantidades” algún dinero extra que nunca viene mal, aunque más no sea para pagar la propia conexión a Internet.

Verdades y mentiras

Si finalmente nos decidimos a prestar atención a los mails que recibimos invitándonos a ganar mucho dinero en muy poco tiempo, nos encontraremos con muchos engaños. Existe distintos tipos de sistemas que nos venden como la panacea del siglo y nos hacen sentir como tontos porque no estamos ganando millones.

Existe un primer grupo, creo el más peligroso, que nos venden, entre otras cosas, un curso de marketing que promete que nos va a entrenar en el arte de vender por Internet. Este mismo curso es el producto que tenemos que vender con comisiones muy altas. Lo que mucha gente no se da cuenta es que lo que realmente esta ocurriendo es que nosotros somos los clientes en primera instancia y luego nos transforman en vendedores a comisión de ellos en segunda.
A estas empresas no le importa lo que nosotros hagamos con el curso, lo que les interesa que paguemos antes que nada. Este tipo de venta es un trabajo arduo, frustrante y al poco tiempo nos damos cuenta que fuimos estafados.

El segundo grupo es el realista, de empresas serias que no prometen que ganarás grandes cantidades, sino que dicen puntualmente cuanto ganarás, en cuanto tiempo y en que forma. Estas empresas trabajan repartiendo el dinero que le pagan otras empresas por hacerles publicidad en la red. Aquí sí tenemos algo concreto y tangible porque generalmente el pago se hace por cheque a tu domicilio o depósito a una cuenta.

¿Qué tengo que hacer?

¿Cuáles son los temas por los que nos pagan?
La mayoría lo hace por recibir mails. Por ejemplo: usualmente te pagan entre $0,03 y $0,20 por cada mail que recibas y abras el link que te lleva a la publicidad del auspiciante.

Esto se va acumulando en tu cuenta de acuerdo a una elección previa del tema

de tu interés. Puede resultar interesante si  te mandan 50 por día pero a veces es uno por mes. Como en todos estos sistemas lo más importante es tener un grupo de personas que se afilien a este mismo lugar de parte nuestra, o sea un sistema de referidos.

Este sistema de referidos hace que ganemos algunos centavos más sobre los trabajos que hacen otros. La otra forma interesante de ganar dinero es  por medio de banners de publicidad. Es muy sencillo. De la página a la que nos afiliamos se baja un pequeño programa que una vez instalado en nuestra máquina se activa cada vez que nos conectamos a Internet y nos presenta una pequeña ventana al pie de pantalla

con publicidad que se va rotando por los distintos auspiciantes.
Esto nos reporta entre $0.50 a $0.60 por hora que estemos conectados. Valores que se acumulan en nuestra cuenta. Pero cuidado, sabemos que las cantidades son pequeñas, o sea que lo que estas empresas hacen es poner un límite de por ejemplo $20 por mes.

 ¿Cómo me llega el dinero?

Hay dos sistemas fundamentales: el más difundido es el del envío de cheque. Hasta hay empresas que cuando nos envía nuestro cheque, antes por mail nos manda una foto del mismo. El otro sistema es de depósito a una cuenta de banco a nuestro nombre. En este caso también es posible hasta de hacernos de una cuenta bancaria en Internet en un banco que nunca pisamos y del cual solo conocemos una página. Pero este es otro capítulo.