¡Dile NO a la rutina!

Una pareja no puede funcionar por inercia durante mucho tiempo. Si no se alimenta, carece de energía y ese, puede ser el principio del fin…
Pasado un tiempo con aquella persona, las cosas van muy bien y deciden formar una familia.

Pese a las pocas horas de sueño y los gastos que requiere, son las personas más felices del mundo. Los niños crecen, y un día te das cuenta que tu pareja se ha descuidado, hace mucho tiempo.

Al principio esto no lo habían notado, y por eso pudo seguir su proceso sin siquiera ser percibido.

Es importante ser conscientes de esto, y no dejar que la rutina consuma una relación que ha funcionado tan bien durante tanto tiempo y ha dado sus frutos.

¿Por dónde empezar?

1. Retomar actividades que han dejado de lado

2. Reservar un hueco en la agenda para la pareja

3. Volver a [email protected] cada dia

4. Se agradable con tu pareja

5. ¡Sorpré[email protected]!