Dieta taoísta

Una dieta que apunta a perder peso según las leyes de la naturaleza, el bienestar general del organismo y la armonía interna del cuerpo

Según los maestros deI Tao, el secreto para eliminar el sobrepeso no es tanto comer menos como combinar los alimentos según su sabor, las estaciones climáticas y el proceso de la digestión.

La comprensión de la interrelación entre estos elementos permite mantener en exacto equilibrio el Yin y el Yang.

Todos los órganos del cuerpo humano son –según esta doctrina- Yin o Yang, y la alimentación debe buscar nutrirlos con alimentos cuyas energías se correspondan con su carga energética.

Además, el Yin y el Yang se armonicen con los cinco sabores básicos y las cuatro energías de los alimentos.

Cada uno de los cinco sabores se corresponde con uno los cinco elementos de la Naturaleza:

• Agrio: Madera

• Amargo: Fuego

• Dulce: Tierra

• Picante: Metal

• Salado: Agua.

Las Cuatro Energias de los alimentos se relacionan con la liberada dentro del organismo cuando ese alimento en particular es ingerido. Ellas son frescor y frío (características Yin, con poder calmante y refrescante) y tibieza y calor (Yang, estimulantes y generadores de calor).

Para la filosofía china, los alimentos elegidos deben estar acordes con la estación del año y el clima vigente, so pena de sufrir malestares digestivos de distinto tipo.
 

El esquema adecuado para cada estación sería el siguiente:

• Invierno: alimentos caloríficos y tonificantes: carnes rojas condimentadas con especias picantes, cereales, arroz, trigo, legumbres, nueces, morrones y pimienta. Se deben evitar los alimentos fríos (muy Yin). 

• Primavera: alimentos livianos y fáciles de digerir, ni demasiado fríos ni muy calientes. Preferir los dulces y evitar los ácidos, comer vegetales de hoja verde y brotes, usando el jengibre como principal condimento.

• Verano: alimentos fáciles de asimilar, preferentemente de sabor apenas dulce. Reducir el consumo de carnes y preferir las frutas, verduras y cereales. No abusar de las bebidas muy frías, porque pueden entorpecer la digestión.

• Otoño: los alimentos deben ser tibios. Las carnes y pescados pueden consumirse con moderación, pero los alimentos muy Yang como el café, los morrones y el alcohol deben evitarse. No abusar de las frutas y verduras crudas.

La dieta taoísta se basa en estos principios para permitir una correcta nutrición que al mismo tiempo permita bajar los kilos de más.
 

La que damos a continuación es más que nada un “ejemplo” para permitir aprender la correcta combinación de los distintos alimentos, según la doctrina del Tao.

Debe seguirse sólo una semana y –luego de comprendidos esos fundamentos- debe seguirse por un plan alimentario permanente confeccionado por usted mismo según esos principios, para mantener el peso deseado.

Siguiente: La dieta taoísta, día por día

Si quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro gratis Adelgazar con salud-Las dietas que funcionan, haciendo clic aquí.