Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Dieta contra los hongos

La investigación reciente indica que el plan dietético adecuado puede ser muy eficaz en la prevención de ciertos problemas de salud y enfermedades crónicas, incluyendo las infecciones por candidas y otros hongos
  
  


Antes de discutir la relación entre la dieta candida y su impacto en las
infecciones por
hongos, vamos a echar un rápido vistazo a lo que es una
infección por cándida y discutir los trastornos específicos que generan.


Candida es el nombre científico para un tipo de hongo que se encuentran en
pequeñas cantidades en la mayoría de las áreas del cuerpo humano: los
intestinos, los genitales, la boca, etc.

Aunque en un cuerpo sano estos hongos
se mantienen bajo control por la acción de otros microorganismos y el sistema
inmune, una combinación de ciertas condiciones puede destruir este equilibrio
saludable.

Las candidas
pueden crecer descontroladamente y asumir una estructura similar a una raíz para
dañar las membranas mucosas del intestino, invadir el torrente sanguíneo y
causar síntomas bien conocidos con relacionados con la infección por hongos.

Como estos hongos son móviles y pueden llegar a diferentes partes del cuerpo,
pueden producirse infecciones por hongos locales y sistémicas.


Hay muchos factores que causan las infecciones por hongos. Algunos de estos
factores están estrechamente relacionados a la alimentación.

Seguir planes
alimenticios que puedan prevenir la propagación de infecciones por hongos es el
primer paso y una de las medidas básicas que conforman la terapia holística para
combatir la candida.


Dieta contra los hongos


La adhesión a las reglas siguientes en la dieta, en combinación con otros
principios relativos a la nutrición y estilo de vida, puede proporcionar
resultados positivos para su salud general y en particular para su problema de
infecciones por hongos:


1. Deje de comer azúcar refinada y carbohidratos. El azúcar refinado (que
incluye carbohidratos simples, tales como la melaza y la miel) y otros
carbohidratos refinados (como la harina blanca, arroz blanco, cualquier tipo de
cereales, etc.) son también
"alimentos" para las cándidas.

El consumo de estos alimentos puede hacer que se
desarrolle la cándida. Para evitar el crecimiento excesivo de candida, utilice
Stevia en lugar de azúcar y productos de grano entero sin gluten (como el arroz
integral, pan de trigo sarraceno) para reemplazar los carbohidratos refinados.


2. Los alimentos que contienen levaduras y  otros tipos de hongos (como el
vinagre blanco, champiñones, hortalizas en conserva y algunos condimentos)
también puede fomentar a aparición de candidas y no deben consumirse.


3. Para combatir las infecciones por hongos su sistema inmunológico debe estar
fuerte. El uso de antibióticos puede debilitar su sistema inmune y matar las
bacterias beneficiosas.

Por lo tanto, muchos nutricionistas recomiendan a sus
pacientes que dejen de usar antibióticos y reduzcan la ingesta de productos
lácteos que también pueden contener antibióticos.

Dado que el fortalecimiento
del sistema inmunológico es una parte integral de la prevención de las
infecciones por hongos, el consumo diario de ajo puede disminuir la probabilidad
de infecciones por hongos recurrentes.

4. Los productos lácteos y productos derivados de leche de vaca, en particular,
se deben evitar ya que pueden dar lugar a reacciones alérgicas, crean mucosidad
excesiva y tardan más tiempo en digerirse.

Algunos de los principales factores
de las infecciones por hongos pueden incluir alergias y problemas digestivos.
Mejores alternativas a los productos lácteos de leche de vaca son los productos
orgánicos de leche de cabra y oveja.


5. Para detener la proliferación de Candida, es importante mantener el correcto
equilibrio ácido-alcalino. Eso significa el nivel adecuado de pH en la sangre.
El pH se mide en una escala que va desde cero a catorce, siendo catorce el nivel
más alcalino, siete es neutral y cero es el nivel más ácido.


Su cuerpo funciona mejor en un rango de pH de 7,35 y 7,45 para la acidez en la
sangre. Cualquier acidez extra constituye un contexto en el que la candida se
multiplica. Un plan de alimentos alcalinos  (alimentos con calcio, cesio,
magnesio, potasio, sodio, almendras, jugos verdes y la mayoría de vegetales
frescos, etc.) junto con el consumo moderado de alimentos que forman ácidos (la
mayoría de las carnes, pescado, productos lácteos y cereales) puede ayudarle a
recuperar su cociente alcalino para un mejor control del crecimiento de las
candidas.

6. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina Albert Einstein de la
Universidad Yeshiva en Nueva York reveló que comer alimentos ricos en
betacaroteno (una sustancia natural que se convierte en vitamina A en el cuerpo)
podría ofrecer cierta protección contra las infecciones por hongos.


Y recuerde que las dietas para la candida pueden ser muy buenas para detener
todo tipo de infecciones por hongos, pero son sólo la primera parte de una
terapia holística completa.

Este artículo se basa en el libro, "Infecciones
por Hongos No Más
" de Linda Allen. Linda es una autora, investigadora,
nutricionista, y consultora en salud, que ha dedicado su vida a la creación de
la solución holística final garantizada para las Infecciones por Hongos a fin de
curar de forma
permanente la raíz de los trastornos por candida
y mejorar espectacularmente
su calidad de vida en forma general, naturalmente, sin el uso de medicamentos
con prescripción médica y sin ningún efecto adverso. Obtenga más información
visitando su

sitio web
.