¿Dibuja?

Paisajes, rostros, frustraciones, alegrías, oscuridades, pasiones, todo puede trasmitirse a través de la técnica del dibujo. Quienes dedican sus tiempos de esparcimiento a este arte, son testigos de lo gratificante de esta forma de comunicación… ¿cómo se hace?

Las técnicas
de lápiz, carbonilla y pasteles, son materiales secos, manejables, y fáciles
de usar.

Lápiz

Se
usan para bocetos rápidos, al igual que para dibujos detallados. Los lápices
dibujan mejor cuando están bien afilados, por lo tanto se debe contar con
un buen sacapuntas. Los blandos manchan más que los duros (se
recomienda tener un trozo de papel limpio bajo la mano mientras se dibuja,
para evitar manchar el papel).

Trazos
sueltos:
agarrar
más arriba el lápiz para tener mejor panorama del dibujo

Trazos
definidos:
tomar
el lápiz más abajo para imprimir mayor fuerza en la línea.

Categorías
de lápices:
Los
tipos de intensidad se reflejan por sus números y letras: Los
lápices son clasificados por su dureza en la mina. Los de mina dura
tienen la letra H y los de dureza media son el F y el HB. Los blandos
tiene la letra B.

Lápices
Duros
Los
9H – 8H – 7H – 6H – 5H – 4H, se utilizan se utilizan en trabajos de
precisión cálculos, gráficos, cartas, etc.

Lápices
Medianos
Los
3H – 2H – H – F – HB – B, son utilizados en el dibujo técnico pero son
buenos para el trazo a mano alzada.

Lápices
Blandos

Los lápices 2B – 3B – 4B – 5B – 6B – 7B, dan líneas poco precisas y son
buenas para el relleno de dibujos y trazos gruesos. Son difíciles de
borrar y son de gastarse rápidamente (se les debe sacar punta a cada
rato). Son excelentes para los diseños de bocetos y dibujos
caricaturescos.

Tenga
en cuenta que es muy difícil conseguir una línea perfecta. Muchas veces deberá
rehacer el dibujo y volver a comenzar hasta llegar al objetivo pretendido. Lo
importante es no apresurarse y tener paciencia, por ejemplo, en el borrado.

Se
recomienda no borrar inmediatamente la línea defectuosa, porque esa será la guía
referente para saber como mejorarla. Las marcas que quedan tras un dibujo
equivocado, pueden taparse con zonas sombreadas o nuevas líneas.

La
forma más común y efectiva para preservar un dibujo con lápiz, es aplicando
un fijador de pelo para evitar que la mina del lápiz se esparza sobre el papel
y se termine borroneando.

Carbonilla
y Pastel

son
materiales parecidos, son suaves, frágiles, y no muy dúctiles para
quienes no los conocen. Son muy fáciles de borronear, por lo que se debe
terne mucho cuidado al pasar las manos.

El
polvo sobrante debe ser soplado y no alejado con las manos.

La
carbonilla es un material barato, fácil de modificar y da buenos
resultados artísticos.

Se
utilizan en dibujos artísticos por su poca definición y precisión (no
servirían para un dibujo técnico)

El
pastel:
debe
aplicarse a un papel áspero en donde se fijen mejor los granos (pedir
papel para acuarelas, tintas o granulados). Pueden mezclarse con papeles
de colores (se consiguen buenos efectos y contrastes).

La
carbonilla:
es muy
fácil de borrar (con un trapo y una goma) y pueden aplicarse a los mismos
papeles recomendados para el pastel.

Las
técnicas de dibujo
se diferencian por sus trazos. Los trazos se diferencian
entre si, por la manera de tomar el lápiz y de pasarlo por el papel. Los
diferentes ángulos y la cantidad de presión aplicada, generan diversos efectos
de dibujo.

Para
los principiantes, se recomienda ser tímidos con el trazo para evitar arruinar
el papel y luego, una vez conseguida la seguridad requerida, darle firmeza.

Trazos
Anchos:
se pone el lápiz de
costado, variando la presión (cuanto más suave, más granulado el efecto)

Trazos
finos:
se
pone más perpendicular el lápiz. Cuando el lápiz es más blando (o con
carbonilla) se rompen los trozos, para obtener puntas finas.

Trazos
sombreados
:
aplicar con el dedo

Borroneado

-pasar
el dedo para unir dos formas o líneas.

-utilizar
un trozo de papel y frotarlo sobre la zona del dibujo indicada