Detergentes caseros que no irritan tu piel

Los productos para lavar la ropa o el hogar pueden ocasionar irritaciones y alergias, sobre todo en la piel de aquellos que tienen cierta sensibilidad. ¿Es posible reemplazar estos productos por otros que no dañen la piel?

Muchos de los productos para lavar las prendas de vestir pueden irritar la piel de los adultos, pero también la de los niños. Aunque no se suele desconfiar en primera instancia del detergente, puede ser el causante de este tipo de problemas en la piel.

Los productos de limpieza que se utilizan en el hogar suelen contener sustancias tóxicas. Aquellas que tienen un logo de color naranja o que detallan en el envase que son productos inflamables, es mejor evitarlos y reemplazarlos por otros distintos.

Cómo elaborar un detergente casero que limpie pero no irrite:

· 50 gramos de jabón

· Un litro de agua tibia

· Zumo de tres limones

Mezclar muy bien estos ingredientes y limpiar a fondo el hogar y luego enjuagar con abundante agua. En muchas ocasiones, este producto hecho en casa otorga mejores resultados que aquellos que se consiguen con los detergentes que se comercializan en los supermercados o grandes superficies.

Ventajas de los detergentes ecológicos:

· Reduce la posibilidad de alergias

· Menor impacto ambiental, menor contaminación

· Lavado más económico

· No contiene sustancias peligrosas

· Son totalmente biodegradables

· Son productos de mucha calidad ya que están certificados 

Uso inteligente de los detergentes y artículos de limpieza

No abusar de estos productos por que sí. Preguntarse antes si realmente se necesitan.

Los productos de limpieza ecológicos son los más apropiados aunque no son fáciles de conseguir. También se pueden preparar en casa sin mayores complicaciones y sin comprometer la salud. Hay que recordar que el agua, vinagre y jabón pueden ser muy útiles a la hora de encargarse de la limpieza del hogar.

Los detergentes que mejor huelen son los que más componentes inapropiados contienen. Lo mejor es prescindir de ellos e inclinarse por aquel que mencione ser especial para pieles sensibles.

Fabricar uno mismo los productos de limpieza para evitar irritaciones dérmicas y cuidar a la vez el medio ambiente, es posible. Los productos ecológicos pueden lograrse con  el uso de vinagre y zumo de limón.

Ante la menor irritación, es conveniente suspender el detergente que se está utilizando. Si no se desea preparar un producto casero, se puede probar con los productos que venden en las tiendas que son especiales para pieles sensibles.

Hay tiendas ecológicas que comercializan productos que no dañan el medio ambiente y que tampoco ocasionan irritaciones ni otros problemas de salud. Estos productos contienen una etiqueta que certifica que los productos no contienen tóxicos.

Hay que tener especial cuidado con los detergentes que tienen una fragancia o perfume muy intensos.