Dengue: prevenir para no curar

El dengue, y su mosquito Aedes Aegypti han estado en boca de todas en los últimos meses. Aprende como prevenir las picaduras y controlar entre todos, esta enfermedad…
El dengue es una virosis que solo la padece el hombre.

Se adquiere cuando un mosquito Aedes Aegypti pica a una persona infectada. Allí, el mosquito se alimento de sangre infectada y al picar a una persona sana, queda infectada.

Hay muchos factores que hacen difícil el control de esta enfermedad: desorden ambiental, crecimiento demográfico, aumento de viajes y el calentamiento global. La mayoría de estos factores han desplazado los límites biológicos, generando que enferme un gran número de personas a la vez, en poco tiempo.

Es un mosquito vistoso, pero más oscuro que la mayoría. Vive en las ciudades, donde encuentra al humano, de quien la hembra se alimenta para poder desovar y los recipiente con agua limpia, donde deposita los huevos.

La época más riesgosa para la aparición de casos es el verano, debido a las altas temperaturas. Sin embargo, huevos y larvas soportan muy bajas temperaturas.

 Los mosquitos adultos son diurnos y se alimentan de mañana temprano y al ponerse el sol. El adulto es sensible al frio, y en esas épocas se refugian dentro de las viviendas.

Para controlarlo debemos procurar destruir los posibles criaderos, con control biológico y químico. Para evitar las picaduras se recomienda el uso de ropa gruesa y repelente y  la colocación de mosquiteros en puertas y ventanas.