¿De dónde viene la soledad?

Todos hemos pasado alguna vez por una experiencia de soledad, pero la soledad como estado permanente (o como “condena”) es una cosa muy diferente…

De
acuerdo al Diccionario de la Lengua Española y al Diccionario de Sinónimos y
Antónimos de la Universidad de Oviedo, la palabra soledad tiene tres
acepciones:


  • Carencia
    de compañía.

  • Lugar
    desierto o tierra no habitada.

  • Pesar
    y melancolía que se sienten por la ausencia, muerte o pérdida de alguna
    persona o cosa.

Y
hay seis sinónimos para la palabra soledad:

  • Abandono:
    Acción y efecto de abandonar o abandonarse.

  • Aislamiento:


1)
1)
Separación
de una persona, una población o una cosa, dejándolas solas o incomunicadas.

2)
2)
Falta
de comunicación, desamparo.

3)
Acción y efecto de aislar o aislarse.

  • Alejamiento
    de un lugar: Acción y efecto
    de alejar o alejarse.

  • Melancolía:



1) Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente.


2) Monomanía en que dominan las afecciones morales tristes.

  • Pena:


1)
Castigo
de una falta o delito.

2)
Cuidado, aflicción grande.

3)
Dolor,
tormento corporal,

4)
Dificultad, trabajo.

  • Pesar:


1)
Sentimiento
o dolor interior.

2)
Dicho
o hecho que causa disgusto.

3)
Arrepentimiento
de algo que no debió hacerse o decirse.

Antónimos
para la palabra soledad, hay dos:

  • Alegría:



1) Sentimiento grato y vivo, producido por un motivo placentero, que por
lo común se manifiesta con signos externos

2)
Persona o cosa que causa alegría.

3)
Falta de sensatez.



  • Compañía:


1)
Unión
y cercanía entre personas y cosas o estado en el que se encuentran juntas.

2)
Persona
o personas que acompañan a otra u otras.

3)
Sociedad o reunión de varias personas unidas para un mismo fin, generalmente
industrial o comercial.

La
soledad es un tema recurrente en las manifestaciones culturales, formando parte
importante de la experiencia humana. Ha sido un tema de interés psicológico
desde la década del ’50; desde 1980 comenzó a ser un tema de investigación
empírica, motivado por la creación de escalas de medición de la soledad válidas, entre las que se destaca la Escala de
Soledad UCLA, creada por Rusell en
1980.

La
soledad ha sido relacionada con temas tan importantes como trastornos
psiquiátricos, entre los cuales están la depresión, ansiedad, alcoholismo y
suicidio. También se relaciona con variables cognitivas, entre las más cuales se pueden mencionar “estilo atribucional”, “auto-conciencia”,
“expectativas”; asimismo, se encuentran vinculados a la soledad las
“habilidades sociales”, como la “auto-revelación”, “atención personal” y
“hostilidad”, entre otras.

Young definió
a la soledad como la ausencia o percepción
de ausencia de relaciones sociales satisfactorias. Page
manifiesta que esta definición enfatiza la importancia de la cognición, emoción
y conducta, considerando que la emoción y conducta de los solitarios son
comúnmente una función de sus pensamientos y atribuciones, los que se deben
comprender para entender su comportamiento.

Peplau & Perlman definen
a la soledad como una
respuesta a la discrepancia entre las relaciones interpersonales deseadas y las
existentes. Estos autores también señalan
características esenciales de la soledad, que son:

  • Es el resultado de deficiencias
    en las relaciones sociales.
  • Representa una experiencia
    subjetiva (que no necesariamente es sinónimo de aislamiento social, ya que
    uno puede estar solo sin sentirse solitario o sentirse solo cuando uno
    está en grupo)
  • Es desagradable y
    emocionalmente angustiante.

En otras investigaciones, Peplau &
Perlman, concluyen que las características que la mayoría de las
investigaciones atribuyen a la soledad son:

A)
La soledad es una experiencia
aversiva, similar a otros estados afectivos negativos tales como depresión o
ansiedad.

B)
La soledad refleja una
percepción subjetiva del individuo, de deficiencia en su red de relaciones
sociales. Esta deficiencia puede ser cuantitativa (sin muchos amigos) o
cualitativa (falta de intimidad con otras personas).

La definición usada en la escala de
soledad
desarrollada por la UCLA, enfatiza componentes cognitivos y emotivos
.


El
aspecto cognitivo es la conclusión personal de que él o ella tienen menos
relaciones interpersonales o que las que tienen son menos recientes de lo
deseado, y el componente emocional es el tono negativo asociado a esta
conclusión, que puede ir desde una incomodidad al sufrimiento intenso
.

El
concepto de soledad se ha distinguido de otros parecidos como falta de compañía, aislamiento, ser único y
distinto (Williams citado en Page, 1991; Koenig Isaacs y Schwartz, 1994); de
constructos psicológicos como introversión y / o depresión (Solano et al, 1982)
y de constructos psicológicos como alienación (el paciente se siente extraño
así mismo) o anomia (incapacidad para reconocer o nombrar objetos) (Solano et
al, 1982).

Weiss en 1973 propuso una tipología para
la soledad.
El plantea que existen dos tipos distintos de soledad: la soledad emocional
y la soledad social.

La primera consiste en la falta de una relación intensa o
relativamente perdurable con otra persona (por ejemplo, en personas
recientemente divorciadas o viudas, etc.), estas relaciones pueden ser de tipo
romántico o relaciones personales que generen sentimientos de afecto y
seguridad.

La soledad social involucra la no-pertenencia a un grupo o red
social, y pueden tratarse de un grupo de amigos que participen juntos en
actividades sociales o de cualquier grupo que proporcione un sentido de
pertenencia, basado en el compartir preocupaciones, trabajo y otra actividad
.

Y
si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos
inscribirte ahora en nuestro curso gratis de
Superación Personal
, haciendo clic
aquí
.