Cuidados básicos del jardín

Una guía práctica que te enseña cuáles son los cuidados básicos que necesitan tus plantas
  
  

Cómo
cuidar la salud de las plantas

Vigilar el estado
sanitario de sus plantas, eliminando ramas secas las plantas que terminaron con
su ciclo, es una de las medidas higiénicas que todo amante de su jardín debe
emprender para esta época.

Como las hormigas nunca
operan de día, lo más práctico es acometer contra sus guaridas por la noche,
cuando están en plena tarea demoledora.

El insecticida
a
utilizar debe ser variado, para evitar el acostumbramiento de los insectos. En
el caso de las babosas, caracoles bichos "bolitas", lo más conveniente, hasta
lograr su eliminación total, es tratarlos con
cebos tóxicos que se expenden en
cualquier comercio del ramo.


Siembras de asientos

Es el nombre que se da
cuando en el mismo lugar donde se sembró nace la especie. Cuando es trasplantada
del lugar de siembra a otro lugar, se llama siembra de almácigo.

Para la siembra de
asiento, hay que sembrar las plantas de estación directamente en los claros de
los motivos o macetas (por ejemplo entre una yuca y una palmera darán muy bien
las margaritas, prímulas, conejitos, etc.), y luego, si nacen demasiado tupidas,
entresaque, pero no trasplante; el excesivo calor no permite la buena
recuperación de las plantas.

Una vez que se hubo
eliminado los sobrantes -es necesario, al hacerla, tener en cuenta la superficie
que ocuparán al florecer, para evitar asfixias prematuras- lo más aconsejable es
regar abundantemente.


Cuidados básicos de las flores

Evite cortarlas en días
calurosos, y hágalo por la mañana temprano o al anochecer. Corte los tallos
largos para permitir un buen trabajo en los arreglos, pero siempre sin
comprometer la vida de sus plantas y el buen aspecto del jardín.

Elimine las flores
marchitas y los pimpollos secundarios, ya que ello mejora la higiene general y
la floración.

Si decide cortarlas y
formar un ramo en florero, para prolongar su duración coloque las flores en un
balde poco expuesto a la luz y en lugar fresco por unas horas para que tomen
agua.

Si en cambio decide
comprar flores, observe con atención que tanto éstas como sus hojas tengan
cierta rigidez y presenten aspecto lozano; deseche las que estén flojas al tacto
y aquellas cuyos tallos al estar sumergidos presentan aspecto flemoso.

Remueva el agua de los
floreros todos los días y, al hacerlo, practique un corte seso gado eliminando 3
ó 4 cm del tallo de las flores en la parte sumergida.

Aprende todos los

secretos de Oriente para atraer energía y prosperidad a tu hogar
con el
libro "El
Feng Shui
" de María José Frontera, que encontrarás haciendo
clic aquí