Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

¿Cuentas bancarias juntas o separadas?

¿Qué es lo mejor en el matrimonio para evitar problemas en el futuro? ¿Lo tuyo es tuyo y lo mío es mío? ¿O lo contrario? 
  
  


La mejor
manera de evitar problemas a futuro es hablar antes de casarse sobre el manejo
que cada uno hace del dinero.

“Lo primero que hay que tener en claro es lo
que cada uno gana, los gastos que se adquirirán al vivir juntos y las
prioridades que se tendrán
”, sostiene el analista financiero español Manuel
Sánchez García.

Cada
persona tiene un comportamiento y actitud diferentes ante el tema financiero,
pero si se conforma un matrimonio se debe saber que cada uno sumará a la
economía y eso implica ciertos sacrificios que hay que asumir.

“Al casarse se
gana, pero también se pierde. Hay que sostener un hogar, pagarle el estudio a
los hijos, mantener un coche o dos, etc.

Todas estas cosas deben hablarse para
llegar a un acuerdo y teniendo en cuenta lo que cada uno aportará, se podrá
analizar si es mejor tener cuentas juntas o separadas”,
continúa diciendo el
especialista

En los
matrimonios modernos, lo que aconsejan los especialistas es tener una cuenta
para cada uno y una conjunta.

“Si cada miembro de la pareja tiene su trabajo,
lo mejor es que cada uno tenga su cuenta en donde la ingresa ese sueldo.

Una
cuenta conjunta sirve para los gastos que se tienen en común y sobre todo para
hacer transacciones cuando uno de los dos no puede estar presente, el otro tiene
el poder de actuar activamente.

Si uno de los dos trabaja en un horario en el
que nunca puede hacerse cargo de los trámites importantes, el otro podrá
proceder sin inconvenientes y esto, aunque no se crea es una gran ventaja de
disponer de una cuenta compartida
”, recomienda el profesional.

Estar
casado no significa estar bajo control o constante vigilancia. “Es importante
que cada uno siga teniendo intimidad.

Que pueda pagar gastos menores en placeres
sencillos y que competen a cada uno en particular. Si a la mujer le gusta
comprarse zapatos una vez al mes y puede permitírselo, que lo haga sin tener que
consultar al marido y si éste quiere ir a ver fútbol también tiene el derecho de
comprarse una entrada sin que la mujer supervise ese gasto.

La ventaja de las
cuentas separadas no es gastar de más o esconderle al otro sobre lo que compra o
deja de comprar, sino sentir independencia sobre el propio dinero que tanto
cuesta ganar y a la vez hacer frente a los gastos mensuales como compañeros que
son
”, expresa Sánchez García.

Claves
interesantes sobre los gastos en el matrimonio

· Los
gastos
que cada uno hace no deben ocultarse

· El
ser independiente con el dinero debe estar basado en una plena confianza hacia
el otro. No sería normal trabajar sin gastar para ahorrar para
pagar una deuda
mientras el otro a escondidas gasta el dinero en cosas personales.

·
Cuando hay deudas o se quieren hacer gastos importantes que solamente benefician
a un miembro de la pareja hay que hablarlo para intentar negociar la mejor
manera posible de hacer frente a esa compra.

·
Siempre es bueno mantener algo de ahorro en caso de tiempos de crisis. Uno puede
ayudar al otro si cada uno dispone de su propia cuenta.

·
Saber
administrar el dinero es importante. Si uno de los dos tiene problemas
para hacerlo debe pedir ayuda. No saber o no tener experiencia no significa que
no pueda llevar una cuenta personal o aprender a administrar los ingresos.

· El
dinero y sobre todo cuando falta es uno de los principales factores que terminan
en peleas o en divorcios. La comunicación y el plantear antes de casarse estas
cuestiones repercutirá favorablemente en la vida de pareja y allanará el camino
que emprendan juntos.


¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero