¿Cuánto vale una actitud mental positiva?

Consejos para vivir, en lugar de simplemente existir
  
  


E
l
Dr. John A. Schindler escribió un libro llamado “Cómo vivir 365 días al año”. Ha
inspirado a través de él, literalmente, a cientos de personas a realmente vivir,
en lugar de solamente existir. Sostiene que hay mucha gente que sufre de una
enfermedad que él llama PDP (preocupaciones, dificultades y problemas).

Otros médicos la llaman “enfermedad psicosomática”, es decir, el efecto del
estado mental sobre el cuerpo. Esto explica los increíbles resultados que la
religión obra para curar. Cuando un ser melancólico y deprimido puede sentir el
gozo de Dios, una sensación de bienestar invade todo su cuerpo.

 


El Dr. Norman V. Peale escribió una vez: “Los pensamientos de odio, temor,
infelicidad y demás pensamientos negativos, mantenidos por mucho tiempo tienden
a privarnos de lo mejor de la vida. Para ser sano es una ventaja ser religioso,
si la religión está orientada hacia el amor y la felicidad”.

Durante años he enseñado en el Curso Dale Carnegie a usar el principio “como
si…” de William James, el padre de la psicología americana. Si desea usted ser
entusiasta, actúe “como si” ya lo fuera.

 


Y muy pronto ¡lo será! Puede que en un inicio piense usted que es un tanto
falso, pero si usted persevera, pronto estará actuando sinceramente en forma
entusiasta. Yo lo sé porque lo he probado en mí decenas de veces.

Y puedo asegurarle que ha hecho mis años mucho más productivos, interesantes y
felices de lo que soñé siempre.

 


¿Cuánto vale una actitud mental positiva?


Déjeme contestarle. Vale la diferencia entre tener éxito o vivir aplastado de
fracaso en fracaso. Vale la diferencia entre vivir 365 días al año o simplemente
existir durante ese tiempo.

Vale el ser productivo y por lo tanto apreciado por los demás. Vale para vivir
plenamente. Basta echar un vistazo a nuestro alrededor, observar a la gente
aburrida que solamente la va pasando, para comprobar que no vale la pena vivir
con una actitud mental negativa.



 



LO NEGATIVO:

No darle importancia a la elección de nuestros pensamientos, cayendo fácilmente
en la trampa de la actitud mental negativa y sufrir sus consecuencias.

LO POSITIVO: Comprender
el inmenso valor que en felicidad, salud, bienestar, alegría, paz mental y aún
tranquilidad económica, tiene el desarrollar una actitud mental positiva la
mayor parte del tiempo.


Y
si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos
inscribirte ahora en nuestro curso gratis de
Superación Personal
, haciendo clic
aquí
.