Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

¿Cuándo darle una tarjeta de crédito a tu hijo?

¿Cómo saber si nuestros hijos están preparados para asumir con madurez la responsabilidad que conlleva el uso de una tarjeta de crédito? ¿Qué aspectos hay que considerar antes de facilitarles una extensión de la tarjeta paterna o una propia?
  
  

Cada vez más, las
entidades bancarias efectúan promociones que están destinadas
a los más jóvenes, pero lo cierto es que no todos los adolescentes o estudiantes
universitarios están capacitados para manejar el dinero plástico con objetividad
y responsabilidad.

“La preocupación de los padres sin duda se centra en el mal uso que puedan
hacer sus hijos de los fondos. Para evitar esto hay que hablar con ellos desde
que son pequeños y hacerlos partícipes de la
economía familiar.

La única manera de que sean adultos responsables es predicando con el ejemplo
e integrándolos siempre de acuerdo a la edad del hijo y a la situación, en el
ambiente financiero del hogar. Se trata también de establecer límites.

Los hijos deben saber qué pueden comprar y qué no y esta conducta se logra
con la enseñanza. Los niños caprichosos que todo lo tienen seguramente
manifiesten en el futuro problemas para saber cuáles son sus límites, pero un
hijo que se ha criado sabiendo el esfuerzo que implica asumir deudas y gastos,
será precavido y tendrá una actitud mucho más maduro y consciente con respecto
al dinero
”, comenta el economista argentino Santiago Ramos.


La ventaja más importante de otorgarles una tarjeta de crédito a los hijos, es
que de este modo se construye un historial crediticio que será muy valioso y en
la mayoría de los casos, trascendente para los jóvenes.

“Sin un historial, tendrán problemas seguramente cuando deseen solicitar un
crédito, comprar un vehículo, alquilar o comprar una vivienda
”, determina el
especialista. “Lo más importante es conocer los gastos de los hijos.

Si son adolescentes, la situación estará más controlada y se podrá solicitar
una extensión de la tarjeta
propia. Si los hijos ya son universitarios, habrá
que sentarse con ellos y comprobar cuáles son los gastos que tienen para poder
saber a qué se tendrá que atener la familia. Lo fundamental es que los jóvenes
entiendan qué pueden hacer con una tarjeta y qué no y brindarles un poco de
confianza
”, revela el profesional.


Una manera de controlar mejor los gastos de un hijo que no tiene experiencia en
el uso de una tarjeta es aquella de crédito asegurada. “Se deposita el dinero
a utilizar y el importe colocado en la tarjeta será el límite para el uso. De
este modo se tendrá un control exacto del dinero que egresa”
, explica el
profesional.


Recomendaciones antes de darle una tarjeta de crédito a tu hijo:


1.- Los hijos deben entender que las tarjetas de crédito son dinero.


2.- Formar a los hijos sobre cuestiones financieras es muy importante. “Hay
que hablar con ellos y explicarles las ventajas y desventajas del uso de las
tarjetas. El pago al contado es siempre la mejor opción para que no se tengan
deudas.

Esta actitud de aplazar el pago puede ser muy frecuente en adolescentes o
universitarios, pero los padres deben poder solventar esta situación mediante la
información. Es fundamental que se les hable sobre la importancia de pagar a
tiempo
”, destaca el economista.


3.- Los padres deben estar siempre atentos y deben leer muy bien los resúmenes
de cuenta para verificar que el uso que se le da al dinero sea el correcto y
poder solventar cualquier problema que pueda llegar a existir.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero