¿Cuál es la tarjeta de crédito que más lo beneficia?

Tener una tarjeta de crédito se ha convertido en un habitual y beneficioso reemplazo del dinero en efectivo. Sin embargo elegir la mejor tarjeta no siempre es fácil y se debe conocer muy bien a la compañía proveedora antes de dar el sí.

Como muchos, probablemente usted comenzó la relación porque se sintió halagado. El principio era muy atractivo: sin intereses por doce meses. Y la promesa de una gran línea de crédito.

Muchos de nosotros elegimos nuestras tarjetas de crédito por esta vía, eligiendo casi al azar entre los ofrecimientos que arriban a nuestro correo.

Usted está seguro de que el banco quiere hacer negocio con usted hoy, pero ¿cómo tratará a sus clientes pasados los doce meses?.

Recuerde que las tarjetas de crédito pueden llevar los nombres Visa o MasterCard, que son asociaciones internacionales de marketing, pero las reglas acerca del uso de su tarjeta están puestas por los bancos que las ponen en circulación.

Y cada uno de ellos tiene una distintiva personalidad para acercarse a sus clientes. Aquí es donde debe prestarse verdadera atención.

Muchos de los que ofrecen tarjetas están aumentando sus honorarios finales y punitorios. Otros, incrementando las tasas de interés, no porque el cliente se atrase sino porque la tasa de crédito del cliente decae.

Pero aún cuando la gente escuche reportes negativos de un proveedor de tarjetas, generalmente tiende a desestimarlos. Simplemente, ¡nadie cree que le ocurrirá a él!. 

¿Pero por qué los consumidores eligen un banco solamente en base a la publicidad?

Pues porque no hay un adecuado sistema regulatorio y de acceso a la información que verdaderamente importa por parte del público.

Moraleja: Observar más lo que los bancos y compañías financieras hacen que lo que dicen. Desafortunadamente, uno tiende a asumir que las más reconocida compañías de servicios financieros tendrá una actitud de cuidado hacia el cliente. Pero muchas veces no es así.

Por otro lado, no es necesariamente una buena idea sacar una tarjeta de crédito con la compañía con la que se realizan habitualmente las operaciones bancarias aunque crea que esto puede favorecer la relación con esa compañía..

Esto puede perjudicarlo si usted usa su tarjeta de crédito como una manera de hacer giros en descubierto. Los giros en descubierto son como los adelantos de crédito de las tarjetas de crédito, la más costosa forma de utilizar una tarjeta.

Además, si usted se atrasa en los pagos de su tarjeta de crédito, encontrará que su banco se cobrará de su cuenta para recuperar el dinero.

Y recuerde que para decidir cuál es la tarjeta de crédito que resultará más beneficiosa, lo más importante de todo es leer la letra chica.