Cruz Simple

5 cartas, un consultante y una tirada de tarot muy concisa…
Barajamos bien las cartas y las cortamos. Escogemos las cartas según los números del consultante.

Las vamos situando en el orden indicado, situándolas en forma de cruz.

Al interpretar las cartas, debemos tener en cuenta la posición en la que se ubica:

-L a carta de la izquierda, está en la posición a favor.

-La carta a la derecha, está en la posición en contra.

-La carta situada arriba, está en la posición del pasado, y representan los motivos de la consulta.

-La cuarta posición es la de debajo y representa el futuro.

Por último, sacaremos una carta sumando los números de las cartas que salieron, sin tener en cuenta las cartas de la corte. La situamos en el centro de la cruz, que serán el consejo para el consultante.