Cremas caseras para depilarse

Los métodos para efectuar una depilación cada vez son más novedosos. Sin embargo, muchas mujeres prefieren optar por los productos naturales que se pueden preparar en casa. Son útiles sobre todo para las pieles sensibles que no resisten las técnicas tradicionales utilizadas en los salones de belleza
  
  


La depilación corporal
puede convertirse en un problema para muchas mujeres,
sobre todo para aquellas que tienen problemas de irritación y no pueden
someterse a cualquier clase de procedimiento.

El método natural es muy sencillo
y rara vez ocasiona
alergias. Otras de sus ventajas son el retraso en el
crecimiento del vello, es una técnica económica, el pelo crece más suave y claro
y actúa como exfoliante.


Recetas de cremas caseras para depilarse


Ingredientes:

·
Una taza de azúcar

·
Agua

·
Zumo de limón


En un recipiente añadir los ingredientes y colocar al fuego. Revolver
constantemente hasta que el azúcar esté disuelto. Dejar entibiar.


Modo de aplicación:


La piel debe estar completamente limpia. Colocar la cera en la piel cuando esté
tibia. Dejar unos segundos y jalar en sentido contrario al crecimiento del
vello.


Otra receta de crema depilatoria


Ingredientes:

·
Cuatro tazas de miel

·
Glicerina

·
Una taza de zumo de limón


Mezclar muy bien la miel y el limón y poner a calentar a fuego lento durante
treinta minutos. Retirar del fuego y añadir un poco de glicerina. Colocar en un
recipiente de plástico y dejar enfriar.


Extender la preparación sobre la piel  y después de cinco minutos retirar en
dirección contraria al vello.


Otras opciones de depilación:

·
Rasurado: es la técnica más rápida y suele utilizarse para sacar de un apuro,
pero lo cierto es que mediante este proceso, la piel se daña y el vello crece
con más fuerza y muy rápido.

·
Cera: la depilación con este ingrediente puede hacerse en un salón de belleza o
en el hogar. Si se la aplica una misma, hay que tener mucho cuidado para no
quemarse.

·
Cremas depilatorias: es conveniente no aplicarlas en zonas delicadas para no
presentar irritaciones. Tampoco eliminan el vello de raíz con lo cual éste
vuelve a crecer rápidamente.


Consejos para una depilación perfecta:


Es conveniente darse antes una ducha con agua caliente. De este modo los poros
estarán más abiertos y será más fácil extraer el vello.

Es mejor que la
depilación no se efectúe cuando se tiene el período menstrual. No usar cremas
hidratantes ni aceites antes de la depilación ya que obstruyen la adherencia de
la cera a la piel. Luego de la depilación se puede aplicar gel de aloe vera para
desinflamar y evitar irritaciones.

Aprende a
realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con
nuestro
curso gratis de cosmética y cosmetología
, haciendo
clic aquí
.