Creatividad: la Técnica de la Flor de Loto

Una eficaz técnica para resolver problemas y encontrar nuevas alternativas

Este ejercicio desarrollado por el creativo Michael Michalko, implica empezar con un tema o problema central, y trabajar a partir de allí hacia el exterior con círculos que se van ensanchando, como si fueran los pétalos de una flor. 
Según la teoría de Michalko, los temas centrales llevan a ideas que en sí mismas llegan a ser otros temas centrales, y así sucesivamente: los temas que se despliegan provocan nuevas ideas y temas resultantes.

Para poner en práctica esta metodología, se debe comenzar con una hoja en la que se habrán trazado nueve recuadros.

Luego, se debe escribir el tema o problema central en el recuadro central. Debe pensar en ideas o aplicaciones relacionadas, y escribirlas en círculos circundantes que marcará a continuación de la idea central, dentro del mismo recuadro central.

Por ejemplo si el tema central de la compañía es “establecer un ambiente de trabajo más satisfactorio”, se deberá rodear esta idea con otros círculos, los cuales podrían decir “flexibilidad de horarios”, “mayor delegación de tareas a los empleados”, “premios por productividad”, “reuniones para debatir los problemas internos”, etc.

Cada una de estas ideas, se deberán escribir nuevamente en un recuadro vecino, dentro de otro  círculo. Así, si se había escrito “premios por productividad ” en uno de los círculos de la idea central, se copiará este mismo círculo en un recuadro que se encuentre al lado, y en donde llegará a ser el tema central de ese nuevo recuadro, y así hasta llegar a soluciones satisfactorias.

Luego, intente pensar en ocho ideas nuevas acerca de cada una de esas nuevas ideas centrales, y escríbalas rodeando a la idea central, dentro del mismo recuadro.

Trate de continuar desarrollando este proceso hasta que haya completado la mayor parte que pueda del esquema.

Finalmente, será el tiempo de evaluar sus ideas. Allí se tomarán aquellas que, confrontadas con el contexto real, podrían ser las más útiles, y se descartarán las que hayan surgido por una cuestión momentánea, pero que sin embargo no prometen ser tan efectivas en la vida real.

Saber más: Michael Michalko, “Thinkpak”