Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Correctores de ojeras y maquillaje

Hay un corrector para resolver cada problema en particular, desde las ojeras al maquillaje, pasando por las pecas y los granitos. ¿Cómo elegir el adecuado según las propias necesidades?
  
  


Los correctores, como la palabra lo indica, cumplen la función de disimular los
pequeños defectos que puedan aparecer en el rostro. Dependerá de lo que se desee
ocultar para elegir un producto u otro.


Los correctores pueden ser líquidos, cremosos o en barra. Los primeros cubren de
modo más natural las imperfecciones. La desventaja de los cremosos es que dejan
un efecto más pastoso sobre el
cutis.


Cómo elegir y usar los correctores de maquillaje


1.- Para esconder las rojeces lo mejor es utilizar un corrector verde ya que es
el tono que mejor neutraliza las venitas o cicatrices enrojecidas.


2.- Los puntos negros son uno de los inconvenientes más frecuentes a los que se
está expuesto. Lo ideal es hacer una limpieza, pero si no se dispone de tiempo y
hay que ocultarlos, lo indicado es utilizar un corrector amarillo o beige claro.
Difuminar muy bien y luego colocar el rubor si hace falta.


3.- Las
pecas pueden disimularse con un correcto rosado. Hay que aplicarlo muy
suavemente en cada peca con un pequeño golpecito y colocar poco producto.


4.- Barba o zonas grises: tanto hombres como mujeres pueden presentar este
problema que se atenúa colocando corrector naranja.


5.- Los granitos enrojecidos se disimulan muy bien con corrector verde. Hay
correctores especiales que son secantes y que funcionan muy bien para este tipo
de problema.


6.- Las ojeras se pueden cubrir con un tono más claro al de la propia piel. Por
lo general los colores más utilizados suelen ser el rosa y beige claro. El
producto debe aplicarse desde la parte interna del ojo hacia el exterior.


Si las ojeras son rojizas, aplicar un poco de tono verde, cubrir con el
maquillaje habitual y luego aplicar un poco de corrector beige para dar
luminosidad. También se puede intentar solamente colocando un color dorado sobre
la ojera.


El corrector también puede crear zonas de luz. El tono adecuado debe ser un
color menos al de la piel. Hay que aplicarlo arriba de las cejas, en la parte
superior de las mejillas, en la zona central de la nariz, en el mentón y
alrededor de los labios.


Recomendaciones para usar los correctores de ojeras y maquillaje


– El corrector siempre debe aplicarse luego de la base de maquillaje que se
coloca para unificar la tonalidad del rostro

– Es conveniente comprobar antes de aplicar el producto que éste no produce
alergias

– Lo ideal es probar un poco de la preparación en el lateral del rostro y si
luego de unos minutos la piel no se enrojece ni se produce escozor, se podrá
aplicar sin problemas

– Aunque el corrector se puede aplicar con la yema de los dedos, es mejor
disponer de un pincel

– El corrector luego de ser colocado sobre la piel, siempre debe difuminarse
para darle un aspecto natural a la piel y para que se note lo menos posible que
se lo lleva puesto.


Para aprender las bases del maquillaje, descarga ahora nuestro libro gratis

Cómo maquillarse